La piedra en mano española y no la roca en la otra

Publicado por el May 19, 2012

Compartir

Tal vez esta entrada del blog debería titularse: Enemigos, o Envidiosos, o Insidiosos pero prefiero titularla como La piedra en mano española pero no la roca en la otra, como un homenaje muy particular a ese ciudadano español, de claro carácter español, y de un perfil típicamente español que hace que todos nos odiemos o envidiemos a partes iguales, los unos a los otros.

Hace poco tiempo un sabio director de un medio de comunicación decía que la envidia real era la de sufrir la maldición que cada ‘españolito’ tiene al levantarse diariamente con una piedra en el bolsillo. No me cabe la menor duda. Si no queremos dejar de serlo y perder esa identidad nacional que nos da el ser unos envidiosos malsanos, nos vemos obligados cada minuto, cada hora, cada día el arrojar esa piedra contra cualquier familiar, vecino, compañero de trabajo o sencillamente contra cualquier desconocido que se nos cruce por nuestro camino. Si no le arrojas bien tu piedra y provocas el mayor daño posible lo más probable es que mañana te crezca otra en el bolsillo y tengas que arrojarla para hacer sitio para que te crezcan otras nuevas que arrojar. Y así vamos 46 millones de españoles lapidándonos los unos a los otros, endiñándonos pedrada a pedrada y directo a la cabeza.

En una Feria del Libro, tuve el honor de encontrarme con el gran Antonio Gala sentado a mi lado. Como era una tarde sin mucho lector al que firmar un ejemplar decidí preguntar al maestro cómo se sentía ante las malas críticas. Él, muy sabio, me respondió: “Querido amigo, nadie tira piedras sobre un árbol que no tiene fruta. Preocúpate cuando nadie en este país arroje piedras sobre ti, porque ese día querrá decir que eres un árbol yermo”. La verdad es que con el paso de los años, las palabras del maestro Gala de nada me han servido para suplir el dolor por las pedradas recibidas y las cicatrices en el cráneo que me han dejado.

La verdad es que a los españoles nos gusta más lanzarnos piedras sobre nuestras propias cabezas que hacerlo sobre cabezas ajenas. Nada mejor, más cómodo y más patriótico a nivel de grana y oro, que arrojar la piedra contra Merkel porque manda mucho; o contra Cristina Kirchner por ladrona de guante blanco; o contra los bolivianos por lo de Red Eléctrica; o contra la señora de Sarkozy, porque canta canciones más ñoñas que las que podría cantar la señora de Rajoy; o contra Berlusconi por las tías que se liga; o contra las jodidas patrulleras gibraltareñas, pero no, no somos capaces de aplicar esa envidiosa e insidiosa pedrada a una cuestión patriótica. Sólo podemos arrojar nuestra piedra contra la cabeza de otro español sea del color que sea, o tenga su cuenta bancaria donde la tenga, o sencillamente aunque esté en la cola del INEM al igual que uno mismo. Lo importante es arrojar la piedra y provocar el mayor daño posible. Otro amigo me dijo: “Anda, ten cojones de destacar y verás las pedradas que te endiñan en este país” y es cierto… por ahí andan genios españoles reconocidos mundialmente, pero que en nuestro país deben cubrirse con un casco de kevlar para que no les afecten las pedradas.

Siempre digo que el ‘ser español’ es un título que no se gana por nacimiento, sino que te lo dan el resto de españoles cuando ganas un anillo de la NBA, un Mundial de Fútbol o de Fórmula 1, un Pulitzer o  un Nobel, o treinta minutos de aplausos en la Scala de Milán como le sucedió a José Carreras, pero hasta que eso no ocurra seguiremos lanzando piedras incluso a larga distancia. Como decía Antonio Machado, “De diez cabezas, nueve embisten y una piensa” o mejor dicho “De diez españoles, nueve arrojan piedra y una piensa”. Lo importante es que provoquen el mayor daño posible… y así seguimos conviviendo 46 millones de almas en esta piel de toro…

Les dejo porque me están creciendo las piedras en el bolsillo y debo endiñárselas a alguien…

Compartir

ABC.es

Capítulo aparte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Adsense

Capítulo aparte Blog de libros
Etiquetas
Calendario
mayo 2012
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031