El premio Max

Publicado por el may 1, 2012

Compartir

Mientras desde algunos sectores se tacha a TVE de ser excesivamente crítica no sé si con el gobierno o con su partido, hay otros que la acusan de haberse entregado al poder por una supuesta censura en la emisión en diferido de la gala de entrega de los Premios Max. Los directores de la ceremonia, Olga Margallo y Antonio Muñoz de Mesa, que no son nada sospechosos de conservadurismo, niegan que el equipo de realización haya cometido censura ideológica, sino que se han cortado agradecimientos y números de entretenimiento debido a que la duración se estaba excediendo. No tengo por qué dudar de Olga y Antonio dado que asistí al acto y no escuché nada que pueda considerar conflictivo. Hubo críticas, claro, pero dentro de un tono correcto y basándose en la argumentación antes que en el exabrupto. Si acaso, lo más raro fue oír a una autora gallega dedicando su premio en gallego a los gallego-parlantes, sin tener la cortesía de al menos saludarnos a los demás en la lengua que compartimos. Pero incluso esto es algo que ya ni siquiera llama la atención.

Lo que más lamento es que esos cortes se hayan producido en el discurso de Alfredo Sanzol. Este pamplonica nacido en 1972 fue el muy aplaudido ganador del Max al mejor autor en castellano por “Días estupendos”. Por algún sinsentido del reglamento, competía nada menos que con “Fando y Lis”, el formidable clásico de Fernando Arrabal escrito en 1955; algo tan comprensible como si “Viridiana” concurriese a los Goya de este año. Perder este premio no quita nada a Arrabal, y en cambio obtenerlo podría servirle a Sanzol para consolidar una imagen como escritor que hasta ahora venía siendo oscurecida por su gran prestigio y calidad como director.

En ese discurso cortado por TVE, Sanzol no habló de política sino de nostalgia, humor, optimismo y familia. Es decir, algo próximo al contenido de “Días estupendos” y de la mayoría de sus obras. Pero Sanzol no es exactamente un autor ternurista, sino un observador de la sociedad que descree de las simplificaciones maniqueas y que trabaja la memoria para rescatar un imaginario común con el que identificarnos.

Sanzol es un entomólogo de la clase media baja. Construye sus textos como si fuesen colecciones de piezas breves vinculadas por el tema y el estilo. Si fuese narrador, se diría que sus obras son libros unitarios de relatos y, si los lectores y críticos de narrativa no fuesen tan renuentes a acercarse al terreno de la literatura dramática, Sanzol estaría formando hoy parte de cualquier relación de jóvenes maestros de la brevedad. Aparte de una edición minoritaria de “Días estupendos”, en las secciones de teatro de algunas librerías pueden encontrarse “Sí, pero no lo soy” y “Delicadas”. La primera la publicó el Centro Dramático Nacional y la segunda acaba de aparecer en el número 27 de la revista Acotaciones.

“Delicadas” es la única obra de Sanzol que no he visto representada, así que me he acercado a ella como cualquier lector no influido por las imágenes escénicas. ¡Qué gran escritor es Alfredo Sanzol! Ignacio García May dice en la introducción que “Sanzol ha entendido a Valle sin necesidad de copiar sus florituras verbales” porque “el esperpento es el naturalismo español”, y tiene razón. En estas historias de mujeres fuertes hay delicadeza bronca y tranquilidad agresiva; hay cotidianidad y extrañeza, pero ni asomo de grandilocuencia o exacerbación de la teatralidad. Es un mundo de horrores que no llegan a producirse, contenidos por personas que saben cómo dominarse para dominar al otro sin que lo parezca. Alfredo Sanzol no necesita explicitar las razones de sus personajes para hacerlas evidentes, porque trata a sus lectores como seres inteligentes y perspicaces que reciben la sugerencia y la transforman en imagen. Si la polémica sobre la supuesta censura sirviese para que en alguien naciese la curiosidad de leer a este autor, bienvenida sea. La asfixiante división de buenos y malos puede despejarse con artistas como Alfredo Sanzol.

www.pedrovillora.com

 

 

Compartir

ABC.es

Capítulo aparte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Adsense

Capítulo aparte Blog de libros
Etiquetas
Calendario
mayo 2012
L M X J V S D
« abr   jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031