Los cuatro cambios de Internet desde los noventa (y su reflejo legal)

Publicado por el sep 10, 2013

Compartir

Comprender adecuadamente los condicionantes regulatorios del entorno digital exige partir de sus bases tecnológicas y económico-empresariales.

Una interesante obra nos adentra en esos dos grandes órdenes de pormenores, permitiéndonos de esta forma conectarlos con los de índole regulatoria, y enriqueciendo así el panorama de la evolución del entorno digital desde la expansión generalizada de Internet a mediados de los noventa.

Me refiero al trabajo de Christopher Yoo, “The Dynamic Internet: How Technology, Users and Business Are Transforming the Network”, publicado por el American Enterprise Institute en octubre de 2012.

La idea clave de Yoo es que el entorno tecnológico y económico de Internet ha cambiado drásticamente desde esos mismos mediados de la década de los noventa. Más exactamente, cuatro grandes cambios habrían obligado a las redes a evolucionar desde entonces:

1. El aumento del número y la diversidad de usuarios: desde un pequeño grupo de científicos e investigadores a una base de usuarios más grande, más diversa y de menor sofisticación tecnológica. Difícilmente puede ser de otro modo cuando, como se sabe, más de dos mil millones de personas utilizan Internet a día de hoy a lo largo y ancho del mundo.

2. El aumento de la diversidad y la intensidad de las aplicaciones: desde aplicaciones de ancho de banda de baja intensidad, como el correo electrónico y la navegación web, a videoconferencias, juegos en línea, computación P2P y cloud computing. Es evidente nota común de estas más recientes aplicaciones la de precisar anchos de banda superiores en su utilización.

3. Una mayor variedad de tecnologías: mientras que a mediados de los noventa el acceso a Internet se realizaba mediante módems de marcación telefónica, ahora el acceso se ofrece a través de diversas tecnologías, como módems de cable, líneas ADSL, fibra óptica y soluciones inalámbricas.

Por otra parte, el número y tipo de dispositivos conectados a Internet viene creciendo exponencialmente y ahora incluyen ordenadores portátiles, teléfonos inteligentes, etiquetas RFID o lectores electrónicos, siendo pues inevitable una mayor complejidad.

No se escapa que a todos los componentes citados se debiera añadir cualesquiera otros objetos susceptibles de conexión, desde electrodomésticos hasta automóviles o farolas, como demuestra la irrupción de la Internet de las cosas.

4. El surgimiento de relaciones de negocio más complejas. A mediados de los años noventa, la topología de Internet se basaba en una estricta jerarquía de tres niveles: troncales, proveedores de servicios de Internet de áreas o regiones y proveedores que daban servicio en la llamada “última milla”. Ahora, Internet se caracteriza por un conjunto mucho más diverso de relaciones comerciales como, por ejemplo, el peering entre particulares o las redes de distribución de contenidos.

Es obvio que el primer factor, el enorme crecimiento en el número de usuarios de Internet, es el que está detrás de la transformación de la Red en un medio absolutamente vital en todas las facetas del mundo actual.

Y a partir de aquí se explica lógicamente el propio desarrollo de todas y cada una de las ramas del derecho de Internet, al fin y al cabo surgidas del impacto de la Red en las infraestructuras de telecomunicaciones, en las libertades personales, o en la propiedad intelectual e industrial, por no mencionar el lamentablemente creciente peso de la cibercriminalidad en el mundo del delito.
La relevancia de Internet fundamenta asimismo el relieve que los debates en torno a su gobernanza vienen adquiriendo.

En cuanto al mayor número e intensidad de las aplicaciones, está en la base de un tema reiteradamente tratado en estas páginas, el de la llamada calidad de servicio: una de sus principales manifestaciones es sin duda la gestión del tráfico en las redes de comunicaciones electrónicas, por su parte puesta de casi rabiosa actualidad por las citadas exigencias cada vez mayores de ancho de banda que muchas de las nuevas aplicaciones imponen.

La mayor variedad de tecnologías de acceso y por supuesto la Internet de las cosas son igualmente factores que refuerzan el protagonismo de la calidad del servicio en el debate sobre infraestructuras.

Mientras que, junto a su natural notoriedad en el cloud computing, también al hilo de la Internet de las cosas cobra sentido la inquietud de Sir Tim Berners-Lee al detectar la creciente coexistencia de silos de información inconexos entre sí, que entre otros argumentos ha dado lugar al incipiente derecho a la portabilidad de los datos en la legislación europea.

La Internet total que la conexión de miríadas de objetos terminará generando nos ha venido también ocupando lo suficiente en La Ley en la Red como para no necesitar más que recordar su encuadre en el elenco de cambios que aquí estamos analizando.

Por último, el fuerte desarrollo de empresas como Akamai, dedicadas a la distribución de contenidos, a fin de acercarla a su destinatario final, con las ventajas de mayor velocidad y facilidad de acceso que de ello se derivan, muestra en efecto que el negocio de distribución alrededor de Internet va hoy mucho más allá de los tradicionales servicios de red de las operadoras de comunicaciones electrónicas.

De manera que la tradicional contraposición a efectos de tráfico de datos entre el modelo regulatorio de voz -preferido por las operadoras de comunicaciones- y el modelo regulatorio de Internet -naturalmente más favorable a las empresas proveedoras de contenidos, por ejemplo tipo Google-, está llamada a desdibujarse cada vez más, a resultas de la aparición de estas más recientes modalidades de negocio.

Cuál sea el derrotero concreto que se termine por imponer, entre alternativas que incluyen peajes por uso de red, cobros en función del consumo, modulaciones del ancho de banda de diferentes tipos o incluso acuerdos entre estos diversos agentes del mercado, es sin embargo asunto que queda aún pendiente de determinar.

Compartir

ABC.es

La ley en la Red © DIARIO ABC, S.L. 2013

Una visión en profundidad de la actualidad de Internet desde perpectivas jurídicas, sociales y políticasMás sobre «La ley en la Red»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031