La identidad digital: Bases legales para una idea en auge

Publicado por el Oct 1, 2012

Compartir

La llamada revolución de los datos, cada vez más determinante en el entorno TIC, propicia la creciente importancia de la identidad digital.

A su análisis se dedica un grupo de trabajo denominado Identity-Talk in the Tower, del que me honro en formar parte, impulsado por una importante empresa alemana en el marco de sus actividades de responsabilidad social, y que concita a estudiosos del tema de todo el mundo.
Ante todo, y sin embargo, ¿qué debemos entender por “identidad”?
El diccionario de la Real Academia Española, entre otras acepciones, aquí irrelevantes, incorpora lo que podríamos denominar una noción objetiva y otra subjetiva de identidad.
Conforme a la primera, se entiende por identidad el “conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás.” La individualidad es pues aquí lo determinante, ya se predique de una persona o de un grupo.
Según la noción subjetiva, identidad sería la “conciencia que una persona tiene de ser ella misma y distinta a las demás.” En otras palabras, saberse único e irrepetible, siendo esta vez ambos rasgos exclusivamente atribuibles a una persona individual y no a una colectividad.
Desde el punto de vista jurídico, que es el que interesa en este espacio de La Ley en la Red, ambas nociones puede considerarse confluyen en la idea de dignidad de la persona, recogida por ejemplo en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, así como con carácter general en las Constituciones de las naciones civilizadas, entre ellas por supuesto la española.
Conforme a la Carta de Derechos de la Unión, la dignidad de las persona es “inviolable”, queriéndose subrayar su naturaleza absolutamente sagrada para la convivencia humana. La Constitución española, por su parte, conecta la idea de dignidad con “el libre desarrollo de la personalidad”, en evidente armonía con la de identidad que aquí nos ocupa.
Sobre estas bases constitucionales, la identidad, como expresión de dignidad personal, se multiplica en derechos como el que toda persona tiene a poseer un nombre, a la propia imagen, a la privacidad (especialmente la de sus datos personales) e incluso en las libertades de pensamiento y expresión (en cuanto que ambas son manifestación de una determinada e irremplazable personalidad).
En tanto que el Derecho penal se ocupa de proteger las dimensiones más notorias de la identidad a través de la tipificación de conductas como la suplantación de identidad o los delitos contra la intimidad.
El entorno digital, en el que un creciente volumen de datos cada vez mejor tratados e interrelacionados se han convertido en mercancía de alto valor, ofrece oportunidades evidentes de desarrollo e innovación. Pese a ello, es muy probable que su principal riesgo sea el de condicionar decisivamente la identidad personal en cualquiera de sus manifestaciones.
Aquí radica el sentido de reivindicar esa identidad digital, que proteja a toda persona en este decisivo entorno de Internet total, cada vez más central a las distintas dimensiones de la vida individual y social.
Entiendo que el entramado normativo anteriormente expuesto constituye acomodo suficiente para proteger la identidad digital de las personas frente a los riesgos más notorios de las TICs, muy singularmente de Internet. 
Destacan entre tales riesgos: la ciberocupación, que frecuentemente ha venido afectando al derecho al nombre; las amenazas a la privacidad, en esencial de los datos personales, de la mano de dispositivos como los cookies o de técnicas como la publicidad personalizada (behavioral  advertising); las quiebras de la libertad de expresión en línea, que tienen en la “Internet nacional” de Irán o en el “Gran Cortafuegos” chino algunas de sus plasmaciones mas graves; o cualquiera de los incontables delitos contra la identidad de las personas que todos los días y, lamentablemente, tienen como escenario la Red.
Identity-Talk in the Tower enfoca la identidad digital desde una óptica multidisciplinar, pues junto a la vertiente legal, aquí expuesta, aúna perspectivas tecnológicas, filosóficas, económicas o políticas. Es un acierto, si tenemos en cuenta la casi-omnipresencia actual de la conectividad digital.
Es de esperar que sus aportaciones contribuyan a consolidar la identidad digital como una idea imprescindible en la sociedad de hoy.

 

Compartir

ABC.es

La ley en la Red © DIARIO ABC, S.L. 2012

Una visión en profundidad de la actualidad de Internet desde perpectivas jurídicas, sociales y políticasMás sobre «La ley en la Red»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Feb    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031