Villa y el desencanto (falso)

Publicado por el Jun 22, 2010

Compartir

villa.jpg

Villa no sólo metió ayer todos los goles, sino que contó también todas las historias. Del propio partido contra Honduras, y del Mundial completo de España en Sudáfrica. De los que juegan y de los que miran desde los bares. Fue casi feliz, y su felicidad se truncó en el aparentemente sencillo lance de un penalti.

Al terminar hablaba contrariado. Se había quedado a un paso del hat trick, a un paso de avanzar puestos en la clasificación de españoles con más goles en los mundiales, a un paso de una ventaja mayor para su equipo. No encarnó sólo el resumen del desencanto final. También arrancó borracho de ansiedad: a los siete minutos ya reventó la pelota contra el larguero desde más de 30 metros y diez minutos después bailó a tres defensas y, cayéndose, la envió a un rincón lejano de la portería. Sonrió y celebró aliviado. Como todos. Se volvió a tensar en el tramo de sequía hasta el segundo. Y se lanzó con certeza a por el penalti del alivio. El recorrido sentimental de cualquiera. Ahí pareció acabar todo. Se vio tan cerca de tantas cosas al pegarle al balón, que después de echarlo fuera sólo cabía el desencanto. Hasta a un paso del pichichi de Sudáfrica dio la impresión de que se veía.

El cóctel alucinógeno de derrota ante Suiza, ansiedad, velocidad, gol y penalti nos colocó la idea de que en el partido de ayer se podía ya ganar definitivamente el Mundial. Así que después, sumar tres puntos y seguir con oportunidades, a muchos les pareció una estafa. También Villa lucía cara de estafado después de meter dos goles.

Como si todos tuviéramos un calendario roto, entonamos ya el tan viejo como falso “los grandes no fallan”. No fallan cuando no pueden. El resto del tiempo, como Italia, dueña de calendarios precisos, hacen lo que les da la gana. Habrá que ver ahora qué es exactamente España.

Compartir

ABC.es

La bota de Panenka © DIARIO ABC, S.L. 2010

"Mirando el fútbol, uno es capaz de aguantar tardes enteras con la vista fija sobre un patatal en el que no sucede nada. Sólo porque puede terminar sucediendo. Incluso en las circunstancias más inverosímiles: Más sobre «La bota de Panenka»

La entrada más popular

El derrumbe de Maradona

78... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Sep    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31