Sonrisa de outsider

Publicado por el Jul 6, 2013

Compartir

Del Bosque
Lo más raro de las rarezas de Vicente Del Bosque es él mismo, capaz de hacerlas pasar por minucias sin importancia, cosas de andar por casa, como calzarse las zapatillas o calentar el café. Si se miran ahora, casi una semana después, las fotos de después de la derrota de España en Maracaná, se ve entre los jugadores a Del Bosque con el rostro de quien acaba de enfundarse el albornoz al salir del jacuzzi.

delbosquesonrie

“Sabemos lo difícil que es ganar. De vez en cuando es conveniente perder para no creernos imbatibles”, dijo poco después. Como raro discreto, intenta enseguida escurrirse entre los cortinajes de la normalidad. También normalizó pronto otra imagen de la misma Copa Confederaciones en la que su gesto vivía desencajado con su paisaje. Durante la tensión de los penaltis en la semifinal contra Italia, uno de los momentos televisivos del año con audiencia superior a Masterchef, se recostó en el banquillo. “Estaba cansado”, explicó.

Hay un relato en el que Del Bosque, en efecto, es absolutamente normal. Sale de la bañera y se mete en un albornoz, se sienta cuando está cansado. Si se sigue ese cuento y se mira la sonrisa, uno puede incluso convencerse de que hay algo que España ganó aquella noche en Maracaná. O una noche que está por llegar. Si se lo mira un poco más, parece que no hay otra cosa que pueda hacerse que sonreír.

Compartir

ABC.es

La bota de Panenka © DIARIO ABC, S.L. 2013

"Mirando el fútbol, uno es capaz de aguantar tardes enteras con la vista fija sobre un patatal en el que no sucede nada. Sólo porque puede terminar sucediendo. Incluso en las circunstancias más inverosímiles: Más sobre «La bota de Panenka»

La entrada más popular

El derrumbe de Maradona

78... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031