Messi y el pasmo del Barça

Publicado por el oct 26, 2011

Compartir

 

messipasmo.jpg

 

Sobre el césped de Los Cármenes, Messi, sumergido en una obsesión, se coloca incluso varios centímetros más cerca del gol que contra el Viktoria Plzen, o contra Javi Varas. Con ese balón que dejó flotando sobre el portero del Granada, Roberto, y al que miraban todos entrar a su espalda. Hasta que lo rebañó Mainz a esos centímetros del gol. Y después, el pasmo.

En la cara de Messi, que había levantado el brazo, a medio camino entre la celebración y la protesta al juez de línea. Y el pasmo también del resto del equipo, que vive contemplándole. Ya dijo Guardiola justo después de ganar la última Liga de Campeones que lo único que esperaba de los dirigentes del Barcelona es que levantaran alrededor del argentino un paisaje de jugadores que le permitiera circular feliz. Porque de la felicidad de Messi, o de su ausencia, se desprende todo lo demás.

Xavi, aficionado también a su propia contemplación en el soliloquio del rondo, juega con esa precaución sobre Messi en el fondo de la cabeza. Hace meses le contó al periodista Javier Cáceres en una entrevista que publicó el Suddeutsche Zeitung: «Cuando en el campo me doy cuenta de que Messi lleva cinco minutos sin tocar el balón, me pongo nervioso y pienso: “No puede ser, no puede ser. ¿Dónde está?” Y cuando lo encuentro, lo agarro y le digo: “Ven, ven, ven… ven acá, pero ven, acá, a mi lado, ven, a tocarla, ven”… A veces ocurre que simplemente está enfadado, porque está sin tocar el balón, porque tiene la marca demasiado encima, y cuando baja hacia nosotros al medio del campo, vuelve a ser feliz. Lo disfruta, porque puede tocar el balón, una, dos, tres veces… y luego se da la vuelta y hace una jugada de ataque».

Aunque la felicidad se completa sólo en el gol, que parece siempre esperando al argentino al final de sus trayectos. Algo natural. Hasta que desaparece. Una ausencia inexplicable. Como al caer ese balón que flotaba sobre Roberto y encontrar la despedida de Mainz. De ahí la mirada de Messi, cuyo pasmo encierra el del Barcelona todo.

Compartir

ABC.es

La bota de Panenka © DIARIO ABC, S.L. 2011

"Mirando el fútbol, uno es capaz de aguantar tardes enteras con la vista fija sobre un patatal en el que no sucede nada. Sólo porque puede terminar sucediendo. Incluso en las circunstancias más inverosímiles: Más sobre «La bota de Panenka»

La entrada más popular

El derrumbe de Maradona

78... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031