La nostalgia festejada como título

Publicado por el may 9, 2012

Compartir

pep240.jpg

Guardiola no alimentó al barcelonismo sólo de fútbol. El Camp Nou celebró sus palabras de despedida con los ritos de la última Champions de Wembley. Los jugadores le mantearon como aquella otra noche, y también igual que entonces bailaron en círculo en el centro del campo. Cuando pasaban los meses sin que aclarara si seguiría otro año, se decía que el Barça festejaría su renovación como un título. Ni renovar fue necesario. «No me vais a perder nunca», les dijo. 

Para el barcelonismo, el propio decir de Guardiola ha sido estos años casi tan decisivo como las estampidas de Messi. El entrenador que se va completa aquella reescritura de la historia que empezó con Manuel Vázquez Montalbán, y que tanto ha irritado a los españolistas, con antiguos derechos también sobre una parte de los corazones y derrotados 4-0 el sábado. Pero llegaron tarde al relato que ocupó el escritor azulgrana: «El Barcelona es el ejército desarmado simbólico de Cataluña», dejó dicho.

Después de Guardiola queda fijado, además, que en cualquier disputa ese ejército es el de los buenos, aunque no ganen. De ahí la celebración, no ya del extraordinario técnico que ha sido, sino del poeta y su manejo de las armas sentimentales, ya sea la nobleza de la defensa de tres o la fuerza de la nostalgia.

En eso también se ha demostrado sobresaliente, capaz de dispararla incluso antes de que haya tenido tiempo suficiente para suceder. «Aún no me he marchado y ya preguntáis cuándo volveré», se asombraba Guardiola. Pero es que lo que había pasado poco antes, más que una despedida, pareció ya el regreso al rescate de un héroe del pasado mítico.

Después, con el estadio ya vacío, Guardiola volvió a la hierba a hacerse unas fotos con su familia en el centro del campo. Ahora que ya le ven regresando, pueden servir para probar que un día se fue.

Compartir

ABC.es

La bota de Panenka © DIARIO ABC, S.L. 2012

"Mirando el fútbol, uno es capaz de aguantar tardes enteras con la vista fija sobre un patatal en el que no sucede nada. Sólo porque puede terminar sucediendo. Incluso en las circunstancias más inverosímiles: Más sobre «La bota de Panenka»

La entrada más popular

El derrumbe de Maradona

78... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031