La llave de Houdini

Publicado por el jul 12, 2010

Compartir

iniestafalta.jpg

Iniesta, también como Houdini. La diferencia entre el escapista y el prisionero que sueña con la fuga es quién guarda las llaves. Houdini se construyó una leyenda inigualable escapando de sus propias trampas: diseñaba el encierro y la escenografía de bordear la muerte, y también dibujaba él la ruta de salida. Guardaba la llave de las cadenas, preparaba los resortes del tanque de agua en el que le colgaban boca abajo. Vivió de construir una apariencia de angustia de la que siempre escapaba en el último instante.

Hasta anoche, España había sido prisionera en todas las trampas. Cazada siempre a un paso del último muro: el codo de Tassotti, el penalti de Eloy, el gol de Cardeñosa, el árbitro egipcio. Hasta anoche, España desconocía los resortes de todas las celdas. Hasta anoche.

Sobre la hierba, Holanda levantó un salvaje campo de prisioneros, con guardianes karatekas y chillones. Cerró todas las rendijas y apretó todos los encontronazos hasta la asfixia. Un lodazal carnívoro que tenía enfangada a España hasta el cuello. El refinamiento de la tortura que siempre ha dejado a España con el “casi” atascado en el gaznate. La función perfecta si se es Houdini.

Lo cruel es que para saber quién está sobre el escenario hay que esperar casi hasta el límite. Por supuesto. Hasta el minuto 116, por ejemplo. España había jugado bien muchas veces. Y muchas veces había tenido que hacerlo en el interior de trampas diseñadas por otros a su medida. Pero anoche, en el minuto 116, desvelaron un truco recién aprendido hace dos años. Al fin, como Houdini, conocían tanto de su juego como de las trampas ideadas otros: Iniesta guardaba la llave de la jaula bajo la camiseta. Sólo con esa llave se mata el “casi” y se abre el sueño a un nuevo inventario: el gol de Torres, el gol de Iniesta.

Compartir

ABC.es

La bota de Panenka © DIARIO ABC, S.L. 2010

"Mirando el fútbol, uno es capaz de aguantar tardes enteras con la vista fija sobre un patatal en el que no sucede nada. Sólo porque puede terminar sucediendo. Incluso en las circunstancias más inverosímiles: Más sobre «La bota de Panenka»

La entrada más popular

El derrumbe de Maradona

78... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031