Fin del banquillo fantasma

Publicado por el Feb 11, 2013

Compartir

mourinhobuzo.jpg

El Real Madrid tiene ahora un entrenador que nunca habla en Madrid y el Barcelona uno que está en Nueva York. Lo primero responde a que las derrotas, que es el género que escoge ahora Mourinho para glosar, sólo le suceden fuera. Lo segundo, es sabido, por la enfermedad de Tito Vilanova. Esto hace que, desatendida por la palabra, la Liga sea prácticamente inexistente.

Además de los partidos, un campeonato tan largo, con tantos altibajos de tensión y con algunas lagunas de emoción, necesita una trama que vaya más allá de los partidos, que de alguna manera los soporte. En eso resultaron soberbios Mourinho y Guardiola cuando se pusieron a ello. Soberbios hasta el exceso, que casi los dejó sin aliento.

De ahí, a la inanidad circunstancial de ahora. A Tito lo ha sacado del mapa temporalmente la parótida, y Mourinho ha decidido ser la voz de las derrotas. La Liga está perdida para la dialéctica, deslavazada sin esa batalla. Podría terminar ya sin que nadie echara de menos nada más que las batallas secundarias, Europa, descensos…

Queda la Champions, que obliga a Mourinho a manifestarse de nuevo en las instalaciones de su equipo. Será el martes, la primera vez que lo haga en este 2013. Ha repetido mucho que los partidos los juega desde la rueda de prensa previa, de lo que puede deducirse que lleva mucho sin querer jugar. Éste del miércoles, este principio de camino a la Décima lo jugará. Por él o por la propia Champions.

Compartir

ABC.es

La bota de Panenka © DIARIO ABC, S.L. 2013

"Mirando el fútbol, uno es capaz de aguantar tardes enteras con la vista fija sobre un patatal en el que no sucede nada. Sólo porque puede terminar sucediendo. Incluso en las circunstancias más inverosímiles: Más sobre «La bota de Panenka»

La entrada más popular

El derrumbe de Maradona

78... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Sep    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31