El Mourinho de Schrödinger

El Mourinho de Schrödinger

Publicado por el Apr 5, 2013

Compartir

En 1935, dos años después de ganar el Premio Nobel de Física, Erwin Schrödinger calmaba las angustias que le provocaba la física cuántica escribiéndole cartas a Einstein. En una de ellas aparecía el gato, que los postulados cuánticos entienden vivo y muerto a la vez.

Schrödinger proponía a Einstein un experimento mental. El gato, en una caja sellada. Dentro de ella, también un frasco con veneno y una partícula radiactiva, que tenía el 50 por ciento de probabilidades de desintegrarse en un tiempo fijado. Si lo hacía, un contador detectaba la radiación y se rompía el frasco. El gato moría. Cumplido el tiempo, la mecánica cuántica contempla para el gato una superposición de estados, es decir, está vivo y muerto a la vez. La paradoja atormentaba a Schrödinger, excombatiente austriaco de la Primera Guerra Mundial. Mourinho la maneja con naturalidad. Está a la vez en el Real Madrid y fuera de él.

En Old Trafford, con las ropas del club con el que tiene un contrato firmado hasta 2016, cuando llegaron las cámaras les tenía preparadas respuestas de entrevista de trabajo. Es el entrenador y el exentrenador. A ratos, la manifestación de Toñín el Torero en realidad es para que regrese ya del Chelsea. Y al mismo tiempo, para que se quede y no llegue a irse al Chelsea otra vez.

Esto el madridismo lo lleva como no podría llevarlo ninguna otra afición: bien. Cuando suena la música de la Champions, el madridismo la escucha por el partido que viene y por todos los que se han ido. La Copa de Europa la vive y la recuerda al mismo tiempo. Por eso no extraña Mourinho, a la vez en el banquillo y fuera de él.

Al gato de Schrödinger lo metió Schrödinger en la caja, aunque fuera mentalmente. Lo de Mourinho es más como lo de Houdini, que fabricaba las suyas propias, y vivía del pasmo que provocaba la impresión de que no podría salir de ellas. El pasmo a Schrödinger sólo se le pasaba abriendo la caja. Según la versión cuántica, el gato está vivo y muerto a la vez hasta que lo ve alguien. La mirada mata la paradoja. Hasta que se levante la tapa a final de curso, Mourinho puede vivir a la vez dentro y fuera. Estará y se habrá ido.

Compartir

ABC.es

La bota de Panenka © DIARIO ABC, S.L. 2013

"Mirando el fútbol, uno es capaz de aguantar tardes enteras con la vista fija sobre un patatal en el que no sucede nada. Sólo porque puede terminar sucediendo. Incluso en las circunstancias más inverosímiles: Más sobre «La bota de Panenka»

La entrada más popular

El derrumbe de Maradona

78... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Sep    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31