El domador del vértigo

Publicado por el oct 3, 2011

Compartir

crespalda.jpg

La estampida como modo de vida del Madrid. La estampida y su evolución. Estaban aquellas tardes en las que se lanzaba el arrebato hacia Cristiano, que continuaba arrebatado hasta acabar extinguiendo el fogonazo mismo. A veces con un disparo, a veces arrumbado en un rincón. Cristiano como cabeza tractora de la locura, arrastrando una estela de compañeros que habían dejado de esperar un turno de balón. Cuando se hablaba de ráfagas de velocidad pura, las palabras se ajustaban perfectamente a la representación. La velocidad como meta, que una vez alcanzada finalmente se presta a las versiones. Y en ellas, la maestría.

El propio Cristiano, impulsor del vértigo más puro, ha encontrado también el modo de refinarlo. Sutiles instantes de pausa. En Cornellá, por ejemplo. Kaká le lanza con un toque de corneta, el portugués atrapa la bola, y aguarda para no ser el único integrante de la estampida, condenado a la habitual melancolía de las miradas al cielo. Entrega al balón a Higuaín, que ha conseguido alcanzarle y marca. Como hace más tarde con Callejón.

Cristiano, que solía terminar extinguiendo los arrebatos, ha dado con el modo de conservarlos.  Como durante la fulgurante contra del primer gol al Ajax. Dejándoles respirar a ratos. El arte de la doma, vamos.

 

Compartir

ABC.es

La bota de Panenka © DIARIO ABC, S.L. 2011

"Mirando el fútbol, uno es capaz de aguantar tardes enteras con la vista fija sobre un patatal en el que no sucede nada. Sólo porque puede terminar sucediendo. Incluso en las circunstancias más inverosímiles: Más sobre «La bota de Panenka»

La entrada más popular

El derrumbe de Maradona

78... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031