El derrumbe de Maradona

Publicado por el Jul 6, 2010

Compartir

maradonacabreo.jpg

A Maradona el último derrumbe le alcanzó en familia. Estaba en la banda, agarrándole un brazo al Kun mientras llegaba una pausa y podía echarlo al campo. Entonces Alemania les metió el 4-0 y a Maradona se le cayó la cabeza sobre el hombro de su yerno. Agüero logró clavar la vista al frente y ni se volvió a mirarlo. Viendo cómo se resguardaba del fracaso en el hombro de un jugador, y su mirada dislocada de luego, resulta sencillo recordar uno de sus antiguos derrumbes de hospital.

Una de esas épocas en las que parecía que intentaba matarse la pasó en un psiquiátrico: “Allí estaban todos locos -contaba después-. Un tipo decía que era Napoleón y no le creían. Yo dije que era Maradona y tampoco me creyeron”. Eso también debe de provocar una mirada dislocada.

Maradona llegó al Mundial convencido de que por fin era Maradona. Después de tantos años. Más cómodo que en cualquier parte. Dominador de los tiempos y la escena. Se venía con la duda de si Messi iba a ser como él en el 86, y resultó que quien más cerca se encontraba de aquel Maradona era él mismo, con su traje desbocado, su rosario, sus besos. De modo que lo que nos deja Argentina es la certeza de que Messi no es Maradona.

A Maradona, lógicamente, no le creyeron que fuera el prodigio del 86.

Compartir

ABC.es

La bota de Panenka © DIARIO ABC, S.L. 2010

"Mirando el fútbol, uno es capaz de aguantar tardes enteras con la vista fija sobre un patatal en el que no sucede nada. Sólo porque puede terminar sucediendo. Incluso en las circunstancias más inverosímiles: Más sobre «La bota de Panenka»

La entrada más popular

El derrumbe de Maradona

78... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031