El código de los leones

El código de los leones

Publicado por el sep 15, 2013

Compartir

La ofensa, el desliz, el desvío de la ruta, tienen previsto en cada rincón su propio castigo. Según el código parlamentario, les corresponde el azote de una comisión de investigación o una comparecencia parlamentaria. Por eso estaba este jueves el el Congreso Ana Muñoz, la directora de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSD).

Al margen de lo jugoso de lo que contó en su comparecencia, merece la pena fijarse en lo que la llevó allí. Hace meses El País publicó unas frases atribuidas a ella que enumeraban una serie de terribles irregularidades en la lucha anti dopaje anterior a su llegada a la agencia. Al PSOE no le gustó que hubiera dicho eso y, lógicamente, le montó una comparecencia, en la que el relato resultó aún asombroso. Quizá en algún otro ámbito lo que le habrían pedido es una lista de medidas para evitar la repetición de los horrores y otra lista con los castigos a los culpables. Pero en los códigos parlamentarios lo pertinente es la comisión, un ámbito donde poder decirle: “Pues a usted le cerraron un laboratorio”.

En los chiringuitos regionales sucede algo similar. El mismo jueves de la convocatoria se supo que al atleta de Lloret de Mar Ángel Mullera se le habían encontrado corticoides en uno de los primeros controles dirigidos por la agencia de Muñoz. Él dice que es asmático y que todo viene de un medicamento, pero no aún no ha aportado pruebas de que tuviera autorización para tomarlo. Avisado del resultado adverso, el secretario general del Deporte de la Generalitat de Cataluña, Ivan Tibau, que no puede montarle a Muñoz una comisión, aunque sí una cadena humana, dio el primer paso hacia allí: “Hay una pequeña persecución a atletas catalanes que no les dejan vivir en paz”.

Tibau podía haber esperado a que Mullera presentara los papeles, pero antes de nada, desde la cuna ya tenía bastante para cargar contra la ciencia y los esfuerzos anti dopaje: “Conozco a Ángel, es de mi pueblo y hemos crecido juntos, pondría la mano en el fuego por él”, dijo.

Esto sucede, hay que recordarlo, en 2013. Ya ha pasado por encima de todo la operación Puerto, la caída de Lance Armstrong, las persistentes dudas internacionales sobre España. Da igual. A todo eso le montaban unos cuantos una buena comparecencia, más cuidadosos de cierto relato que de la realidad. “No les dejan vivir en paz”.

Compartir

ABC.es

La bota de Panenka © DIARIO ABC, S.L. 2013

"Mirando el fútbol, uno es capaz de aguantar tardes enteras con la vista fija sobre un patatal en el que no sucede nada. Sólo porque puede terminar sucediendo. Incluso en las circunstancias más inverosímiles: Más sobre «La bota de Panenka»

La entrada más popular

El derrumbe de Maradona

78... Lee la entrada completa

Etiquetas
Twitter
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031