El “After Active”, nueva estrategia de las marcas deportivas

El “After Active”, nueva estrategia de las marcas deportivas

Publicado por el Nov 10, 2017

Compartir

«After Active» es el nuevo estilo de vestir durante el tiempo libre e incluso parte de la jornada laboral. Esta nueva tendencia consiste en utilizar prendas de marcas deportivas tras acabar un entrenamiento.
Las fotos de la campaña de Reebok, protagonizadas por Gigi Hadid, muestran a la modelo vestida de sport con prendas y calzados de inspiración deportiva. No es casualidad. Después del nuevo leisurewear y el activewear, y siguiendo las filosofías hygge escandinavas que promulgan un secreto para la felicidad basado en las cosas sencillas y la comodidad, llega el omnipresente After Active, que más o menos viene a ser seguir vestido de modo casi deportivo aunque ya no se esté realizando ejercicio.

El asunto no deja de ser una especie de «La vida es chandal», aunque las grandes marcas deportivas (que buscan el mercado de los millenials como locos), han ideado cuidadas alternativas para el día a día fuera de las canchas. Del mismo modo que las casas de moda occidentales se han inspirado en el mundo del activewear, aprovechando un filón que hace que Hermès venda zapatillas deportivas plateadas o Chanel las versiones en tweed, ahora las empresas del mundo deportivo se lanzan a ofrecer alternativas válidas para el día a día, ampliando su oferta y su potencial de venta de modo exponencial.
After Active, o work leisure son descripciones de esta nueva tendencia e iniciativa comercial, que extiende las colecciones de las marcas deportivas clásicas hacia prendas de estar en casa y de oficina. Y es que la linea que separa la ropa deportiva de la moda habitual es cada vez más fina. El deporte, tras un par de décadas de innovadores «Casual Fridays» en los Estados Unidos, se ha «infiltrado» en la moda diaria. A lo que han contribuido muchos factores, como el aumento del trabajo desde casa, la conciencia sobre la salud y la forma física y los nuevos bohemios de ciudad, que viven a su ritmo.
Si Prada, Comme des Garçons, Margiela, Stella McCartney, COS o marcas españolas como Custo, han utilizado materiales técnicos provenientes de la ropa deportiva en sus colecciones de moda, ahora son marcas como Reebok, Nike, Helly Hansen, Under Armour Lululemon o Adidas, las que se han volcado en ampliar su mercado. Ofrecen colecciones de moda para el tiempo libre y la jornada laboral, con tejidos bastante «reveladores» que permiten a los deportistas presumir de estar «tablita»

Las empresas del entorno deportivo ven en este «After Active» o «Streetletic» la posibilidad de convertirse en facilitadores del 80% del guardarropa básico de cualquier persona en edad de merecer. De este modo, se utilizan nuevos materiales que evitan el sudor y no se arrugan, ofreciendo la versatilidad necesaria para que alguien pueda acudir en bicicleta al trabajo sin llegar hecho unos zorros o pueda ir a una sesión de yoga y seguir con un paseo de compras.

Los precios de estas prendas de las mejores marcas de deporte son y serán altos, ya que para diferenciarse del fast fashion crean prendas de más calidad utilizando materiales novedosos que cuestan más por el momento. Puede que cuando la vorágine de la comodidad se haga con las calles, la moda rápida haya conseguido esos nuevos materiales a mejor precio y -como todo en la vida- democratice una moda que por el momento no es sinónimo de barata. El cliente está cambiando y pide poder realizar una «transición» entre los atuendos de su vida personal y profesional con más facilidad. Se trata de un nuevo nicho de mercado que promete ofrecer comodidad y belleza, algo que podría tomar dimensiones gigantescas.

Compartir

ABC.es

Laboratorio de Estilo © DIARIO ABC, S.L. 2017

Una visión ingeniosa y diferente sobre moda, decoración, arquitectura, viajes y estilo de vida, que interesará a profesionales y aficionados...Más sobre «Laboratorio de Estilo»

Etiquetas