El chaleco acolchado

El chaleco acolchado

Publicado por el Jul 27, 2017

Compartir

En los veranos del siglo XXI, se impone la sencillez y la comodidad, el chaleco acolchado, esa prenda ligera, confortable y favorecedora, se ha convertido en parte del guardarropa del día a día en el inicio y final del verano, así como de las temporadas de entretiempo. Antes recluido en los armarios de los que practican la equitación, se trata de una versión sin mangas del histórico “Husky”, una de las chaquetas más copiadas del mundo.

Su origen se le presupone a un aviador norteamericano, Steve Gulvas, que lo habría ideado en los años 60 y había extendido su uso a la caza y la pesca. Llamó “Husky” a la prenda, ya que esta raza polar de canes era su preferida para dar largos paseos por el campo. En tonos verdosos o marrones y tejido acolchado, se convirtió en un indispensable del mundo de los deportes campestres, las expediciones y la caza. El material acolchado se transformó en un “must” en los años 80 para deportistas y aficionados a pasar tiempo al aire libre. La familia Real británica -la Reina Isabel, la princesa Diana o el príncipe Carlos, entre otros- han lucido este chaleco mientras iban paseando o montando a caballo.

Su uso se generalizó en las zonas occidentales con estilo más “campero”: Andalucía y Extremadura en España, Baviera en Alemania, el Piamonte en Italia y todos los confines de Austria y Hungría, como prenda útil en los cambios de clima entre inviernos y veranos.

Ahora el chaleco acolchado, en algodón, ante o gabardina, se ha convertido en una prenda adaptable al protocolo de trabajo “más relajado”, siempre que no se deba acudir con traje oscuro.

Y la moda también reivindica para ellas el uso en el día a día del “Husky”con camisa por fuera y vaqueros.

Compartir

ABC.es

Laboratorio de Estilo © DIARIO ABC, S.L. 2017

Una visión ingeniosa y diferente sobre moda, decoración, arquitectura, viajes y estilo de vida, que interesará a profesionales y aficionados...Más sobre «Laboratorio de Estilo»

Etiquetas