La insigne creadora de Jimmy Choo, Tamara Mellon ha declarado su nueva empresa en bancarrota. Por muy drástico que esto parezca -que lo es- lo ha hecho voluntariamente, visto que así tendrá la oportunidad de seguir adelante en un plazo de unos dos meses.


Su empresa actual, una vez despedida educadamente de su gran obra, Jimmy Choo, es Tamara Mellon, que lanzó en 2013 y crea y comercializa ropa, calzado y bolsos. 

 896027c519c5507f2c443bc842fbd9fd

Les acosan los proveedores de calzado, ropa, fotografía e incluso las empresas de servicios. Su nueva empresa, “New TMB”, se quedará con sus derechos de propiedad intelectual.

imgres 

En este tiempo se reorganizarán, y reposicionarán la marca. Sus últimas acciones han pasado por abrir tiendas pop-up en lugares y momentos de importancia, tal y como ha sido el caso de la tienda temporal en el W Hotel de South Beach, con motivo de la feria de Art Basel Miami.

 

Tamara Mellon, que ha sabido renacer, caer y volver a crecer, conoce su sector, su público objetivo y el producto adecuado que ofrecer. Lo que no es tan seguro es que sepa llevar una empresa o esté contando con los gestores ideales en su empeño. 

Estaremos al tanto de sus andanzas, siempre interesantes. Una mujer que se ha inventado una vez, puede conseguir inventarse mil más. Pero esta historia refleja lo que se llama en empresa: morir de éxito.


La realidad es que en ocasiones, tras una historia de éxito, los empresarios quieren volver a lanzarse con más fuerza de lo necesario, creciendo a toda velocidad. Esto aumenta los costes enormemente, sin asegurar siempre las ventas. El resultado es la asfixia financiera, algo que se puede prevenir con un crecimiento más discreto, sostenido en un plazo de tiempo más largo.