Y la mujer más buscada de Francia se hizo carne. Por sorpresa y con discreción, Julie Gayet ha sido la gran revelación de los premios Cesar de ayer en París. Iba de negro, muy poco llamativa. Olvidadas quedaron las nominaciones, los directores y actores presentes. Para colmo, otra candidata al premio al que estaba nominada, mejor actriz de reparto, era la madre de Carla Bruni. Ni en el cine ni en la televisión, las cosas son tan complicadas. Luego decimos de España, pero lo que no pase en Francia…

url

Julie Gayet y Hollande están llevando la situación -sea cual sea en realidad- con dignidad. Hollande dijo en un discurso que no era el momento de hablar de su vida privada y zanjó el tema. Con toda la razón del mundo.  Julie Gayet, nominada a un Cesar,  debía asistir a la gala de los Cesars y asistió. Muy inteligente por su parte.

url-1

No haber asistido a los Cesars hubiese significado un “mea culpa” de la Gayet. Ahora nos queda la duda de si siguen juntos o no. La Trierweiller, por su parte y para no perder su “momentum” promocional, se plantó de modo innecesario en el desfile de Christian Dior y nada menos que en metro, previo aviso a fotógrafo. Que noveloncio. Lucha de titanes.