ABC

blogs

Blogs en abcdesevilla.es

La capilla de San Álvaro

Olas de vanguardia (opus 14)

Melodía primera. Hubo un tiempo en que las cofradías cabalgaban como surfistas en las olas de la vanguardia artística. La costumbre o la miopía de creer en lo inmutable y eterno hace que ahora parezcan lo más más clásico y perfecto del mundo, pero las imágenes de Juan de Mesa y Roldán las recibían sus contemporáneos con el impacto y la división de opiniones de cualquier escultura moderna, los palios de Juan Manuel también tuvieron que pasar por una digestión hasta ser el paradigma de una esencia, y por supuesto que los Font, y no digamos Farfán, necesitarían unas cuantas audiciones hasta entenderse bien en una Semana Santa en vías de revolucionarse.
Fuerte de bajos. Lo pensaba esta semana cuando pude asomarme, en la breve ventana que tenemos los periodistas para hablar de las cosas, a algunos de los fondos que sobre la Semana Santa tiene la Filmoteca de Andalucía, y me topé con una serie de documentales interesantísimos. Me quedé con ganas de ver hasta el final «Costaleros», en el que Pilar Távora contaba con su innovador lenguaje la historia de aquellos cargadores antiguos que no sabían de relevos ni de protagonismo pero sí conocían el sacrificio desde unas igualás en las que no había listas de espera. Y hasta me interesó «Por la gracia de Dios» con su singular mirada a la Semana Santa de Málaga y sus testimonios, aunque fuera crítica y tuviera arranques de demagogia.
Trío y coda. Aquel camino de los años 70 se acabó después de una curva, cuando las cofradías le dieron la espalda a la inquietud y llenaron las estanterías de cintas con giros señeros y tópicos que hasta se podrían recitar con sólo escuchar la primera palabra. Es el sino de un tiempo en el que la alta cultura parece dar la espalda a las hermandades y tampoco los cofrades muestran interés por nada fuera de su ombligo. Para ejemplo no estaría mal deleitarse con «Semana Santa» y ponerle oído a la exquisita y audaz orquestación que hizo Antón García Abril de las marchas clásicas para comprender que las mejores miradas siempre enriquecen.

Más blogs en ABC