ABC

blogs

Blogs en abcdesevilla.es

La capilla de San Álvaro

El patero del Lunes. Fe, cultura y capitalidad, por Miguel Ángel de Abajo

Uno de los acontecimientos culturales más importantes del año en Córdoba ha sido, y va a ser, la restauración de la Virgen de las Angustias. Como objeto artístico es una de las grandes piezas del Barroco. Juan de Mesa es uno de los enormes creadores del Siglo de Oro. Por ello, la restauración de una obra fundamental en su producción es un acontecimiento cultural de primerísimo nivel.

Sin embargo, entre algunos corrillos de la cultura oficial, no exentos de prejuicios y prevenciones contra todo lo que huela a incienso y Semana Santa, puede haber quienes, todavía, sean incapaces de reconocer el valor cultural de esta imagen. A lo sumo, estarían dispuestos a reconocerla como objeto devocional, piadoso, folclórico y popular, como tantos y tantos otros que pueblan ermitas y mesillas de noche. La Virgen de la Angustias es todo eso, y eso es lo que la ha conservado. Pero su riqueza como fruto del ingenio y la cultura es indiscutible, a pesar de que siempre habrá quienes, por prejuicios contemporanoides, se rebelen a concederle algo más que un indulto como manifestación popular.

La restauración de la imagen es un acto contemporáneo. Un acto que acredita en el presente el valor cultural de la hermandad y de todas las hermandades que realizan una constante labor de mecenazgo en el mantenimiento de edificios, templos, patrimonio mueble, inmueble y patrimonio inmaterial.

Si Córdoba obtiene la Capitalidad Cultural (y si no también) el aspecto cultural de la Semana Santa debe ser puesto en valor sin complejos y sin prejuicios (sin prejuicios de las administraciones, y sin prejuicios de los cofrades). Un Museo de la Semana Santa didáctico, histórico, conservacionista, dinámico y gestionado con criterios actualizados se hace cada vez más necesario como servicio social a la comunidad y como argumento en el diálogo entre la fe y la cultura.

Más blogs en ABC