ABC

blogs

Blogs en abcdesevilla.es

La capilla de San Álvaro

Chisporroteos

 

1. Pastor despistado, ovejas a tortas. Hay un señor de negro que ya puede tener las orejas calentitas. Dicen que se ha lavado las manos demasiado en uno de los rebaños que tiene que pastorear y ahora, cuando las ovejas se han dispersado y andan a cantazos entre ellas, le pueden pedir cuentas por lo que ha hecho, o más bien no ha hecho. No podrá decir que no veía los problemas.

 

2. Mecenazgo sin mirar a quién ni cómo. Aquella casa, hoy dicen que palacio, fue en tiempos bastante cofrade. Ahora todavía se ve su moderno logotipo rugiente en algún cartel que se imprime con su ayuda, y que, como todos, apenas se ve en sitios contados, aunque habrá costado lo suyo. Quien quiera verlos todos juntos, que se asome a un establecimiento de Poniente.

 

3. Orgullosos, pero en otro sitio. Se pilló no hace mucho los dedos un hispalense trianero hablando de una hermandad de Córdoba, de su fundación y de su relación con otra sevillana y a fe que lo habrá lamentado. Se lo dijeron por teléfono y por correo electrónico bastantes veces durante varios días. Cómo se nota de qué están pendientes, ya en Cuaresma, los cofrades de Córdoba.

 

4. Sin reptiles en el escenario. Por una vez, alguien no se preguntará al escuchar la música si una odalisca va a bailar la danza del vientre. Por una vez alguien no notará el hoyo en la calidad. Por una sola vez, quien debería haberlo dejado por imposible hace tiempo se ha bajado del burro y ha consentido dejar en la puerta su ojito derecho. 

 

5. Sinonimias y discrepancias. Ya se sabe que algunos gustan de distinguir entre hermandad y cofradía en los términos que se usan Guadalquivir abajo. Hay una cofradía que tiene en su título sólo segunda de las palabras, en consonancia con su origen. Sin embargo, en su último boletín han utilizado el primero. ¿Error o corección?

 

 

 

 

 

Más blogs en ABC