ABC

blogs

Blogs en abcdesevilla.es

La capilla de San Álvaro

Chisporroteos

1. ¿Dónde están las llaves?. Que sí, que la criatura se habría asustado con la oscuridad y con tantísima gente, y que de alguna forma habría que calmarlo, que todavía es muy pequeño. Unas llaves, por ejemplo, bien podrían valer. No se sabe si quería utilizarlas a modo de contrapunto de percusión o triángulo sui géneris en un concierto de excelso nivel artístico.

2. Ventajas de oposición. A veces estar en la oposición es más lucido que tener un cargo. Cuando esta semana hubo que hacerse fotos por un trabajo muy pero que muy bien hecho, sus legítimos no pudieron ni decir esta boca es mía porque es tiempo de preparación, y no precisamente Cuaresma. Curiosamente, quien es del otro lado si pudo sonreír y prodigar abrazos.

3. Habas en todas las parroquias. Buscando en los archivos de quienes gustan de guardarlo todo hay muestras de que no todo es tan cordobés ni tan propio como se dice. No hay que irse lejos más que a un lustro atrás, pero sí a una revista que ya no se publica. No por eso la cofradía deja de ser cordobesísima, claro, pero demuestra que en todos sitios han cocido habas.

4. Con la procesión en los talones. Hay quien cree que es una tradición como hay quien piensa que viste sacar la papeleta de sitio en la misma mañana de la estación de penitencia. Para algunos tiene su gracia montar los estrenos en la misma mañana, agobiados por las prisas, como si no tuviera gracia hacer las cosas en su plazo.

5. La risa contra la alegría. Bulla fina, dicen, y es verdad en todos sus términos. Sin embargo, hay quien cuenta que hay que partirse la cara por quitar solos rocieros, por dar algún contraste, por aprender que la brillantez no sólo se canta por cornetas. Por hacer ver, al fin y al cabo, que la risa es a veces la peor amiga de la alegría.

Más blogs en ABC