ABC

blogs

Blogs en abcdesevilla.es

La capilla de San Álvaro

Baño de silencio

En la Semana Santa de hoy, el silencio está infravalorado, y más que infravalorado, despreciado, y todavía peor, casi perseguido. El foro de Patrimonio Musical, página exquisita imprescindible para comprender la evolución de las obras para la Semana Santa, se preguntaba si los pasos sin música eran una utopía para el siglo XXI, y así lo parece en ocasiones.

Con marchas serias o alegres, con cornetas o agrupación, con música de capilla o coros, las cofradías luchan contra el silencio. Muchas veces su música es un acompañamiento espiritual y delicioso, capaz de llevar todavía más al alma hasta la presencia de Aquello a lo que se representa. Disfrutar de la música es un atractivo de la Semana Santa, pero incluso quien no puede pasar sin ella reconocerá la hermosura muchas veces de su ausencia, la abstracción contemplativa, la meditación, la centralidad de Lo que está delante.

De cuando en cuando, aparecen imágenes en silencio, pasos que avanzan a un compás figurado que no es de tambores, Crucificados como evocando el vacío en que quedó el mundo tras aquel fuerte grito, palios acompasados sólo al golpe de la caída en el varal, llantos que parecen escucharse. Quizá la música, aunque tantas veces no tenga criterio, alivie de la falta de silencio y de la insensatez tan general en la calle o quizá las cofradías se hayan acostumbrado a ella tanto que temen el momento en que nada se oiga. Sí, en estos días clamorosos, tal vez sea el momento de apreciar más la música con un baño de silencio.

Más blogs en ABC