Cuba, España y la Unión Europea

Cuba, España y la Unión Europea

Publicado por el 03/04/2018

Compartir

 

“Reputación y generación de valor en el siglo XXI” (LIBRO) por Jorge Cachinero en libros.com

La Unión Europea (UE) es, en su conjunto, el segundo socio comercial de Cuba y el mayor inversor extranjero en la isla.

Veintidós países de la UE realizan, actualmente, actividades de cooperación en Cuba y el 20% de sus visitantes tienen su origen en países europeos.

En definitiva, Cuba mantiene una buena relación con la UE, a pesar de que el bloqueo de los Estados Unidos (EE.UU.) siga interfiriendo y tenga un impacto material en la relación comercial y de negocio entre Cuba y la UE.

A modo de ejemplo, BNP Paribas, el banco francés, que es la sexta institución de servicios financieros del mundo por ingresos, fue condenado, en abril de 2015, por un tribunal de Manhattan, en la Ciudad de Nueva York (EE.UU.), después de que BNP Paribas se hubiera declarado culpable, en julio de 2014, de haber conspirado, entre 2004 y 2012, para violar la International Emergency Economic Powers Act y la Trading with the Enemy Act de los EE.UU. al desarrollar operaciones de negocios en Cuba, además de otros países, como Sudán e Irán, sujetos, también, a dicha legislación estadounidense.

A pesar de este tipo de incidencias, la UE, a través de Federica Mogherini, su alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, los países miembros de la UE, por medio de sus respectivos ministros de Asuntos Exteriores, y Cuba, representado por su ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, firmaron, el lunes 12 de diciembre de 2016, el Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la UE y Cuba, que, posteriormente, fue ratificado, en diciembre de 2017, por el parlamento español, después de haberlo sido, a su vez, por el parlamento europeo y mientras, simultáneamente, se aprobaba por los parlamentos de los estados miembros de la UE.

Este Acuerdo venía a revertir y a anular la llamada Posición Común de la UE sobre Cuba -promovida por el gobierno español en 1996-, que reflejaba el fracaso del proyecto de diálogo y de cooperación con el régimen cubano que la propia UE había iniciado en diciembre de 1995 en un Consejo Europeo celebrado en Madrid.

Este nuevo Acuerdo de 2016 entre la UE y Cuba ha creado un marco para avanzar en un diálogo político que aspira a mejorar la cooperación bilateral y el desarrollo de una actuación conjunta en foros multilaterales y se articula en torno a tres capítulos principales.

En primer lugar, el capítulo sobre el diálogo político, que aborda cuestiones como los derechos humanos, las armas de pequeño calibre y el desarme, la migración, las drogas, la lucha contra el terrorismo y el desarrollo sostenible.

A continuación, el capítulo acerca de la cooperación y el diálogo sobre políticas sectoriales, incluidos, entre otros, ámbitos como la gobernanza, la sociedad civil, el desarrollo social y económico, el medio ambiente y la cooperación regional.

Por último, el capítulo del comercio y de la cooperación comercial, que desarrolla los principios del comercio internacional y de la cooperación en los ámbitos aduanero, de las normas técnicas comerciales y del comercio y de la inversión sostenibles.

Las relaciones de Cuba y de España pasan por un muy buen momento.

España es el octavo emisor de turistas a Cuba y es el tercer inversor en la isla.

El volumen del comercio bilateral es de $1,000 millones -con superávit a favor de España- y el gobierno cubano ha hecho saber al gobierno y a las empresas españolas de su preferencia para que éstas sean las que tomen el liderazgo en el aprovechamiento de las nuevas condiciones y de las nuevas oportunidades que se han generado por el proceso de transformación económica de Cuba.

Además, Cuba observa con intención de aprender del ejemplo español en áreas como la dependencia y la atención a mayores, como la construcción de las cadenas de suministro de sus compañías o como, por citar un último caso, el éxito en la integración en un mismo ministerio de la administración de todas las competencias relacionadas con el sector alimentario, es decir, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España, asuntos para los que, en Cuba, se cuenta con cuatro ministerios diferentes.

El gobierno cubano está muy agradecido, y lo manifiesta reiteradamente, por el papel decisivo que España ha jugado en la materialización del mencionado Acuerdo con la UE de 2016 y, también, en el apoyo que ha recibido de España durante las negociaciones que Cuba mantiene con el Club de París para el pago de su deuda, incluida la de los proveedores y de las compañías españolas, y ha explicitado su voluntad de avanzar en la relación bilateral con España dados los “sólidos vínculos entre ambos países”.

El gobierno cubano suele decir que tiene “memoria larga y no, olvido” y sabe que España estuvo cerca de Cuba en sus momentos más difíciles de los últimos años.

Cuba espera con impaciencia la primera visita oficial de un rey español -la del hoy Rey Emérito de 1999 no fue tal ya que se produjo en el marco de la Cumbre Iberoamericana- a “la perla más preciada”.

 

Compartir

ABC.es

El blog de @Jorge_Cachinero © DIARIO ABC, S.L. 2018

Global Director of Advocacy and Government Relations, IRU @the_IRU | Consejo Científico, Real Instituto Elcano @rielcano | Opiniones personalesMás sobre «El blog de @Jorge_Cachinero»

Categorías
Etiquetas
Categorías