Rehabilitar SÍ, pero ¿con condiciones?

Publicado por el 05/02/2018

Compartir

Con la rehabilitación energética de edificios, “todo niquelao”, decía el actor Antonio Resines en la última campaña, más publicitaria que informativa, del Gobierno para popularizar las virtudes que tenía dar un lavado de cara a las fachadas de los bloques de viviendas, entre otras actuaciones. Esta campaña, muy esperada al tiempo que criticada, por su bajo impacto, por el sector, divulgada las ayudas a las que podían optar las comunidades de propietarios en 2015.
Ahora, tras el “éxito” inconcluso -por el agotamiento de los fondos disponibles (200 millones de euros)- del Plan Pareer-Crece, el Ministerio de Energía ha reactivado, a través del IDAE y desde el pasado día 3 de febrero, estas subvenciones bajo el nombre Plan Pareer II.

Incorporar el término Crece está por ver. Y es que, de momento, este Plan restringe más el anterior: por ejemplo, las ayudas que se otorguen serán incompatibles -salvo escasas excepciones- con cualesquiera otras concedidas, algo que no sucedía en la anterior convocatoria. Pero, además, en esta ocasión, no será objeto de ayudas la sustitución de energía convencional por biomasa en las instalaciones térmicas, sino la la solar térmica.

Asimismo, los edificios que podrán optar a las ayudas serán bloques, en su mayoría de viviendas, construidos con anterioridad a 2017 (en el Plan Pareer-Crece sólo se tenían en consideración aquellos levantados antes de 2014). Ahora bien, según este reciente Plan, las viviendas unifamiliares no podrán acceder, por primera vez, a estas ayudas.
Para más inri, se reduce el presupuesto de 200 millones a 125,6 millones por lo que, pese al envejecimiento del parque inmobiliario y a los retos de energía fijados por la UE a partir de 2020, el universo de las ayudas concedidas será también menor.

No nos quedemos, sin embargo, en lo negativo de este Plan y apostemos por la renovación, aunque sea gradual, del mercado inmobiliario. Si ahora no rehabilitamos, lo que se construya desde hoy nacerá envejecido.
Para conocer mejor los números de este Plan, sirva este esquemático caso práctico que nos facilita la Oficina de Gestión de Financiación y subvenciones de Rehabilitación (OFRE)

Comunidad de propietarios de un barrio periférico de Madrid capital

Proyecto/obra: Rehabilitación energética de un edificio Mejora fachada con aislamiento tipo SATE y aislamiento en cubierta

Viviendas: 10
Locales: 1
Importe ejecución de las obras: 42.000 euros aproximadamente
Importe de la inversión: en torno a los 53.000 euros (obra fachadas, proyectos, licencias, tasas e IVA) .

Se propone la gestión de la solicitud de las siguientes subvenciones (en función de la disponibilidad de convocatorias en el momento de la aprobación de las obras):

Nombre subvención. PAREER II
Organismo. IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

Subvención a fondo perdido: desde el 30%, 12.600,00 €
Financiación: hasta el 60% (aval del 20%).
Cantidad: 16.800,00‐25.000,00 €
Condiciones: Euribor + 0,0 % hasta 12 años.

Otros: Mejora calificación energética del edificio mínimo de una letra

Con o sin ayudas, rehabilitar siempre tiene un coste. Lo mejor, echar cuentas y mirar a largo plazo. El confort de los residentes y la revaloración de la vivienda serán los puntos fuertes. En contra, el posible desembolso al que tendrán que hacer frente los propietarios de este tipo de edificios, en su mayoría pensionistas.

Compartir

ABC.es

De puertas adentro © DIARIO ABC, S.L. 2018

La vivienda es el bien más preciado que tenemos y, sin embargo, pocas veces nos percatamos que el hogar comienza en la puerta del portal del edificio.Más sobre «De puertas adentro»

Categorías
Etiquetas
Categorías