“Boyhood” pone a la crítica en pie y apunta ya al Oscar

“Boyhood” pone a la crítica en pie y apunta ya al Oscar

Publicado por el jul 17, 2014

Compartir

La crítica norteamericana ha sido unánime. “Boyhood”, la película de Richard Linklater ganadora del premio al mejor director en el último festival de Berlín, ha conseguido un apoyo rotundo de la prensa especializada en su estreno comercial en Estados Unidos este fin de semana. En rottentomatoes.com, el film obtiene un 100% de críticas positivas tras 95 revisiones mientras que en metacritic.com alcanza los 99 puntos (sobre 100) tras 29 análisis, lo que la convierten en una de las películas mejor valoradas de la historia de la página. Aunque su nota pueda bajar sensiblemente en los próximos días, no cabe duda de que la arrolladora aceptación de la crítica ante la valiente propuesta de Linklater merece tenerse en cuenta de cara a la futura lucha por el Oscar que poco a poco comienza a gestarse.

Sin embargo, y pese a su indudable buena acogida, el director texano está ya acostumbrado a ser ignorado por los académicos. Sin ir más lejos, el año pasado “Before Midnight” obtuvo un 98% de críticas positivas en rottentomatoes.com, un punto más que “12 years a slave” (ganadora final del Oscar) y “Gravity”, las dos películas que acapararon la atención de la temporada de premios. Su pobre bagaje entre los académicos se redujo a simplemente una candidatura a mejor guión adaptado, que precisamente perdió ante “12 years a slave”. Ni siquiera ser la cinta mejor valorada por la crítica el año pasado le sirvió para estar entre las nueve candidatas a mejor film.

¿Seguirá este año en los Oscar “Boyhood” el mismo camino que “Before midnight”?. La última predicción de Kris Tapley en incontention.com, fechada en 30 de junio, sólo le da a la película de nuevo la candidatura en guión. Sin embargo, Sasha Stone en AwardsDaily.com la eleva hasta ostentar el honor de ser la “primera favorita” del año para la carrera. Según la famosa blogger, “su alta puntuación en metacritic.com demuestra que es una película que puede calar mucho entre los espectadores y también los votantes. Apela a nuestra niñez, a la infancia que hemos vivido todos y en especial la de los hombres. Además, también tiene a su favor la trayectoria hasta ahora no reconocida de un director que ha sido 100% fiel al arte del cine, siempre ofreciendo historias auténticas que interesan a todos. Y lo mejor que tiene esta película es que muchos creen que pasará inadvertida posteriormente en la carrera por el Oscar, como ocurrió con “Before midnight”. Eso ya la convierte de por sí en una seria aspirante, aunque haya llegado quizá demasiado pronto. (…) Aquellos que digan “no es una película de Oscar” deben decirlo con la voz baja. Ha puesto el listón muy alto y las cintas que se estrenen después van a tener que cumplir y estar a su altura”

¿Tendrá razón Sasha y “Boyhood” se convertirá pronto en una seria aspirante al triunfo en los Oscar? De momento, os dejamos con algunos extractos de lo que piensan los principales críticos de Estados Unidos sobre esta audaz apuesta de Linklater, un drama rodado durante 12 años (en 39 días de rodaje desde 2002 a 2013), que sigue la vida de un grupo de actores en un viaje tan épico como íntimo a través de la euforia de la niñez, los sísmicos cambios de una familia moderna y el paso del tiempo.

Los Angeles Times: “Hay una escena que muestra el núcleo esencial de la sorprendente nueva película de Richard Linklater. Se lleva a cabo en una iglesia rural con un sermón sobre los incrédulos, la fe y los que creen sin haber visto. Esa capacidad de creer sin ver es lo que guía a esta película. El escritor y director Linklater no podía saber qué le depararían esos 12 años de rodaje siguiendo a un niño y su familia a través de todo ese largo tiempo. Pero tenemos la suerte de que lo hizo, y que lo ha traducido en un retrato extraordinariamente íntimo de la vida en una película excepcional. Nunca tan poco ha significado tanto. (…) Arquette y Hawke están magistrales, demostrando sin adornos la humanidad y vulnerabilidad de sus personajes. Pero Coltrane es el pegamento emocional de la película. (…) A lo largo de su carrera, Linklater ha demostrado tener una sentido de antropólogo cultural tanto en su faceta de director como de escritor. Ya en la trilogía “Before…” nos convenció junto a Delpy y Hawke en que era un experto en hablar sobre la expresión íntima del amor y las relaciones de pareja a lo largo de una historia de más de 20 años. (…) No recuerdo una película que me haya conmovido tanto. Podría llenar este artículo de superlativos hablando sobre ella. Pero no lo haré, porque la mejor manera de disfrutar de la película es hacer exactamente eso, experimentarla”

USA Today: “Al igual que muchas obras pioneras del arte, la adolescencia es engañosamente simple.
Una de las películas más extraordinarias en décadas, este drama familiar es también uno de los más ambiciosos después de haber sido rodada durante más de una década. Sin embargo, parece estar rodada sin esfuerzo ni pretensiones. “Boyhood” una obra maestra épica a la que parece producirle indiferencia llegar a serlo. (..) Linklater ha sido el cineasta ideal para hacer realidad un proyecto tan inmenso e íntimo. A lo largo de 164 minutos, el público observa cómo dos niños se conviertan en adultos jóvenes. El resultado es una meditación profundamente conmovedora y gloriosa sobre la condición humana. (…) Los logros de la película son muy variados. El espectador cree que está ante la historia de una familia durante varios años, como si lo que viera fuera el álbum familiar de sus miembros. Linklater infunde a su película empatía, humor y emotividad. Salimos casi conmovidos, sintiendo que hemos sido testigos de algo auténtico, edificante y profundo”

The New York Times: “Es casi sorprendente que nadie haya hecho una película así antes. Su equivalente más cercano es probablemente “7 Up”. Observar a los niños aparentemente despreocupados cómo crecen y cometen errores a medida que envejecen – o, más prosaicamente, se convierten en ciudadanos respetables tristes – puede ser como un cuchillo en el corazón. También puede ser un tanto misterioso, simplemente porque la película comprime décadas de una vida humana en apenas minutos. Estamos aquí hoy, mañana ya no. (…) En “Boyhood” existe la unión de cine clásico y el cine de arte moderno sin ser servil con ninguna de estas dos corrientes. Es un modelo de realismo cinematográfico, y sus placeres son evidentes aunque también misteriosos. (…) Hay muchas razones para amar las películas: las historias que cuentan, los personajes hermosos que viven y mueren por nosotros… Y sin embargo, la historia de “Boyhood” es maravillosamente simple: Un niño crece. (…) André Bazin escribió que el arte surge de nuestro deseo de contrarrestar el paso del tiempo y la decadencia inevitable que trae consigo. Pero “Boyhood”, la obra maestra del señor Linklater, capta momentos en el tiempo y las abandona para luego continuar en un nuevo espacio temporal. Él no está luchando contra el tiempo, sino que abarca toda su belleza gloriosa y terriblemente fugaz”

Rolling Stone: “¿Quieres saber lo que se siente al estar ante el descubrimiento de un nuevo clásico americano? Eche un vistazo a “Boyhood”. Linklater consigue entrar así en la meca de los grandes cineastas. Era cuestión de tiempo. Linklater es un verdadero poeta de lo cotidiano. Ponte a trabajar, Oscar. (…) Hawke y Arquette nunca han estado mejores y Coltrane ofrece una interpretación de la que todo el mundo hablará cuando se hable de cine. (…) Es una obra maestra sin pretensiones”

Compartir

ABC.es

Hollywood Boulevard © DIARIO ABC, S.L. 2014

Érase una vez una ciudad, París; un pequeño sótano de un café llamado “Salon Indien”; y dos hermanos que pasaron a la historia tras crear la máquina de los sueños. Un siglo después, seguimos bajo el hechizo de la sala en penumbra y del proyector funcionando. La magia del cine y de sus premios, con los Oscar como gran referente, son los protagonistas de este blog. Bienvenidos a la proyección. Las luces se apagan. Comenzamos. Más sobre «Hollywood Boulevard»

Categorías
Etiquetas