¿Por qué las princesas suecas son tan buenas pariendo?

Publicado por el Apr 21, 2016

Compartir

Antes de nada quiero advertirles que he puesto en el titular la palabra princesa para llamar su atención. Ya sabemos que las monarquías siguen seduciendo, al menos en el cotilleo, a mucha parte de la población. ¿Se han fijado alguna vez cómo son los partos de las mujeres de la familia real sueca? Mejor expresado, ¿se han fijado que no pasan ni 24 horas y posan a la salida del hospital con el bebé en el Maxi Cossi tan panchas y llenas de energía?

ssss

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué sucede con las princesas suecas que son tan buenas pariendo? ¿Hay algún misterio oculto digno de ser tratado por Iker Jiménez? La respuesta es tan sencilla que a muchas personas les cuesta trabajo creérselas.

Las princesas suecas tienen tan buenos partos porque son suecas, no porque sean princesas. Las mujeres suecas no tienen nada específico en su ADN que les haga parir mejor. No tienen menos cesáreas porque estén tocadas por un gen diferente.  Lo que le pasa a las suecas (y por extensión a las mujeres que dan a luz en Suecia) es que en ese país la practica sanitaria sigue lo que la OMS recomienda para los partos. Y que es justo lo contrario de lo que se hace en España por el dichoso “protocolo” y que incluye cosas tan absurdas como llegar a parir y que ya te preparen una vía para dejar paso a lo que, con mucha probabilidad, te va a tocar: un buen chute de oxitocina porque, chica, “es que no dilatas”.

Hagan ustedes la prueba y recuerden a cuántas mujeres conocen que les hayan dicho que “es que yo no puedo dilatar” Y además se lo van a decir con la seguridad de quién dice, “tengo dos piernas”. Porque se mete a fuego esa idea cuando, en la mayoría de los casos, se mete en el mismo saco estar de parto con comenzar con los pródromos. Y claro, de ahí al parto pueden pasar hasta días. Por eso muchas se creen que no dilatan. No es que no sean capaces, es que no es el momento. Todavía falta. A partir de ahí, lo sabemos, ya se suceden un montón de encadenamientos que desembocan en todo menos en un parto natural. La mejor opción para madre y bebé.

¿Quieren saber el secreto de por qué las suecas son tan buenas pariendo? Pues se lo cuento a continuación. Yo no, una española que vive allí y lo publicó en la web de la maravillosa asociación El Parto es Nuestro. Lo puedes leer completo pinchando aquí.

 

solna-fc3b6rlossning-471x200-px_1

Sala de dilatación en un hospital sueco

  • Número de matronas elevado (de 8-10 matronas por turno).
  • Asisten los partos las matronas. Los ginecólogos están por si sucede algo.
  • Neonatología está junto a maternidad.
  • La dilatación se hace en una habitación con aspecto de habitación. Puedes llevar tu música, tu comida (hay frigorífico y microondas). Tienen luz tenue de lámparas. Bañera y ducha, pelotas de dilatación…
  • Te puede acompañar tu pareja o quien decidas, también tu doula si tienes, de hecho hay doulas que trabajan en el propio hospital.
  • A esa habitación solo va tu matrona, en caso de que haya una emergencia hay un botón rojo que activa la alarma para que aparezca obstetra inmediatamente, pero si no, nada.
  • El expulsivo es libre y puedes hacer lo que quieras y como quieras. Cambiar de posición cuando desees.
  • Recomiendan beber y orinar, también ir al baño si se deseas hacer de vientre, si no, no pasa nada. “La mayoría de las mujeres evacúan durante el expulsivo. Se limpia y ya está, no debemos preocuparnos por eso”. Eso nos dicen.
  • Nada más el bebé nace te lo ponen piel con piel para que se inicie la lactancia materna.
  • Esperan al alumbramiento de la placenta. Esperan hasta 1 h y si no se ha alumbrado se pone oxitocina.
  • El cordón se corta cuando ha dejado de latir.
  • Jamás se llevan al bebé, le hacen las pruebas necesarias encima del pecho de la madre.
  • Una vez se ha parido y todo está ok, haces el check-in en el Hotel BB. Está unas plantas más arriba y es un hotel donde conviven pareja, madre y recién nacido durante 2 ó 3 días, lo que sea necesario. Allí hay cama de matrimonio y cunita anexa a la cama. (Habitaciones familiares)
  • En esos días se establece la lactancia materna. Tienes toda la ayuda y apoyo que necesites 24h pero estás en un “hotel” no en un hospital. Si necesitas cualquier servicio médico solo hay que llamar. Te aconsejan que los días que estés en el Hotel BB llames y consultes todo lo que necesites.
  • También puedes parir e irte a casa inmediatamente. Tras 6 horas te vas, es el ‘parto ambulatorio’. Lo piden sobre todo padres que tiene ya más hijos.
  • Para paliar el dolor puedes pedir medios médicos o no médicos. Entre los no médicos están: acupuntura, baños/duchas, TENS, masajes, inyección de agua estéril, yoga y relajación. 
  • Explican las fases del parto con muñecos, pelvis y placenta saliendo del útero.
  • En la fase latente recomiendan comer mucho, descansar y beber líquido para tener fuerzas para cuando empiece la fase activa, en la que se queman 500cal/hora. Comer carbohidratos, pasta, arroz (te puedes llevar tus platos cocinados a tu habitación, te recomiendan que te lleven las cosas que te gustan, aunque allí te dan sándwiches, frutas y bebidas).
  • Durante el expulsivo la matrona presiona el perineo con la mano o con una toalla caliente para evitar un desgarro. Jamás hablan de episiotomía, jamás. 
  • En caso de que la madre no tenga ya fuerzas y se decide un parto instrumental, utilizan una kiwi- vacuum para hacer vacío.
  • En caso de cesárea de emergencia: se toma la decisión y en pocos minutos está hecha. La pareja está al lado siempre.
  • Si ha habido cesárea o cualquier otra complicación no se va al Hotel BB, en este caso se va a maternidad (no llega a ser como el Hotel BB, pero casi: habitación para tu pareja, el bebé y tú…)
  • Si lo desea la pareja puede cortar el cordón umbilical.
  • Al hospital llevas tus cosas personales, la ropa del bebé para salir y un gorrito. Allí no necesitan ropa, tienen que estar desnudos pegados a tu pecho con un gorrito y unos calcetines y un arrullo, no necesitan nada más.
  • Al bebé no lo bañan y aconsejan no hacerlo en una semana.
  • Hablan de la importancia del piel con piel en las primeras 2 h de vida y del éxito de la lactancia materna en relación con esto.
  • El primer examen médico es en las primeras 24h, nunca antes si no es necesario.
  • Aconsejan limar las uñitas si están largas, nunca poner manoplas: les dejaríamos sin el sentido más desarrollado que tienen.
  • Puedes llevar una carta con tus indicaciones o deseos (nuestro plan de parto), pero no es necesario, porque poco antes de la semana 38 tenemos una cita con la matrona para hablar de nuestras inquietudes, preocupaciones y deseos, en plan terapia. Todo eso va en el historial de la mamá, de forma que cuando llega al hospital ya saben todo. No tiene que llevar nada, solo su identificación, toda la info de análisis, ecos y pruebas que le ha hecho la matrona en la consulta está en su historial, al que pueden acceder desde cualquier hospital al que vaya.
  • Aconsejan no escuchar a nadie: el parto es algo individual, no sabes cómo va a ser hasta que llega; planificar con tu pareja cómo quieres que sea. Hablan del círculo bueno y el círculo malo. Bueno: confianza en el propio cuerpo -> relajación -> disminuye el dolor.
  • Si el bebé es prematuro o con complicaciones, los progenitores y el bebé están los 3 en una habitación las 24h juntos. Ponen una foto de la habitación en la presentación.
  • Hablan de las ventajas de la lactancia materna. También se ayuda a quien no quiera amamantar (más del 90 % amamanta).
  • Enseñan técnicas para amamantar.
  • Aconsejan no usar chupetes o biberones las 2 primeras semanas de vida como mínimo.
  • Fomentan el contacto con el padre, el piel con piel con el padre, sin camiseta. También que de vez en cuando la madre se saque una cucharadita de leche y el padre se la dé al recién nacido mientras hace el piel con piel.
  • Ponen una imagen de la típica habitación de bebé con mobiliario, decoración, paredes pintadas, cunita y peluches y dicen: “la habitación puede esperar al menos un año. Los bebés deben estar con sus padres, en su cama. Un bebé seguro es un bebé contento, feliz y sano”.
  • A la semana del nacimiento va el/la pediatra a tu casa a hacerle la primera revisión al bebé.
  • Hay un “consultorio-asesoría” sobre lactancia materna disponible para manifestar todas las dudas que se tengan.
  • Si no pares entre la semana 38 y 42 en la 42+0 te inducen el parto, no antes si no hay indicación.

A mí leer esto me remueve y me conmueve. Me remueve porque me lleva directa a ese día donde nació mi primera hija y sucedieron tantas cosas que no debía de haber pasado. Pero sobre todo me conmueve porque esto es lo que yo quiero para mi país. Esta manera de nacer tan natural y tan llena de cosas buenas y bonitas y que no está reñida con la seguridad.

¿Qué parte no se entiende cuando está demostrado científicamente que parir así, como relata esta española en Suecia, baja la tasa de cesáreas y/o episiotomías)?

– En Suecia el % de cesáreas en 2004 fue de 17,4%, en España un 24,3% (en los hospitales privados la cifra se duplica)

– En Suecia los partos instrumentales fueron 7.8% , en España 14,6% (año 2004).

– En Suecia hubo un 3,5% de desgarros tipo III y IV en 2008, en España un 5,7% (2010).

No es una petición de hippies locas que quieren parir en la selva. No, no. Es una petición que llevamos haciendo muchas, muchísimas mujeres desde hace años porque la violencia obstétrica es un hecho. Cada vez que he acudido a una charla de Ibone Olza y cuenta cómo es el verdadero parto, el natural y veo cómo establece las conexiones psiquiátricas y la mala praxis de muchos hospitales españoles, compruebo cómo casi todas las mujeres que la escuchan y que han sido madres se emocionan porque entienden, por fin, qué les ha pasado. Pero se emocionan por el dolor, que no por la alegría.

Se emocionan porque alguien de bata blanca (Ibone es psiquiatra) les dice que lo que les ha pasado: oxitocina sintética, no progresión de parto que muchas veces desemboca en cesárea, episiotomías, tratarte como a una niña, separarte de tu bebé…) ha hecho mella en su cerebro y ha interferido en algo tan sagrado como es el parto. Algo que la naturaleza (o Dios para los que somos creyentes) ha diseñado a la perfección y que cuando alguien, véase médico, matrona o protocolo, lo perturba sin haber una causa médica que lo justifique verdaderamente, trae consecuencias, a veces tan duras como depresiones postparto muy severas. 

Ojalá algún día esta manera de llevar a cabo el parto se ponga en marcha en nuestro país. Ojalá.

Me puedes seguir en facebook, en Twitter y en linkedin

 

Compartir

ABC.es

Madre no hay más que una © DIARIO ABC, S.L. 2016

No es posible entender la historia de la humanidad si no atendemos a la historia de la familia, de la crianza de quienes la protagonizaron. Cómo nacemos y cómo somos criados importa demasiado. Sin amor y ternura en la infancia, sin una familia que contenga, proteja y quiera se hace difícil ser un adulto mentalmente sano. Este blog es un espacio de reflexión sobre todo lo que nos afecta como seres humanos desde el momento en que somos concebidos. Nada es por casualidad y casi todo tiene un porqué en lo que nos sucede relacionado con nuestra infancia. ¡Bienvenido! Más sobre «Madre no hay más que una»

Categorías
Etiquetas
Calendario
abril 2016
M T W T F S S
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930