A preguntas indiscretas sobre su maternidad…conteste como un gallego

Publicado por el abr 9, 2015

Compartir

cotillas_a_la_acci_nNo tenía ni idea hasta ayer que leí un post de la simpática Madre Reciente en 20 minutos, que había una trifulca entre las partidarias de hijo único versus las de varios. Se ve que el debate teta-biberón pasó a mejor vida, que colecho sí, colecho no, provocó los bostezos de las plantas o vaya usted a saber el motivo. El tema es pelear y eso a las mujeres se nos da de miedo. Entiéndanme, pelear en el sentido de debatir. Ya saben que nosotras usamos 9 mil palabras al día frente a los hombres que usan 3 mil. Y que, por eso (e intuyo que por más cosas) vivimos más. Vaya que lo de estar todo el día lorea que te lorea tiene sus ventajas.

 

cotillaEl caso es que, por lo que cuentan, las personas que tienen un único hijo reciben presiones por este motivo. Quiero decirles que no. Que no es verdad. Me explico: es cierto que reciben presiones en forma de comentarios pero no por tener un único hijo si no porque a la gente le gusta mucho cotillear y meterse en vidas ajenas. ¿O por qué se creen ustedes que la prensa del corazón televisada funciona tan bien? Miren, queridas madres de hijos únicos (que por cierto, las que tenemos más de uno, salvo las que son madres de gemelos, también fuimos una temporada como ustedes, madres de un único vástago), no es por el hijo único, es por hablar de algo. Como decimos en Galicia: é un falar por non estar calado (no lo traduzco que pierde toda la gracia pero que viene a ser lo mismo que decirte que hablas porque te aburres) Les voy a poner un ejemplo de comentarios de gente sobre los hijos y ya verán cómo se sienten identificados en casi todos:

  • Cuando comunicas que estás embarazada a los dos o tres meses de la boda: ¿Ya? Hija, qué pena, no vas a disfrutar nada de tu matrimonio
  • Cuando han pasado 3 meses de la boda y te preguntan. ¿Qué? ¿ya habéis llamado a la cigüeña o vais a hacer como los modernos y esperar tres o cuatro años?
  • Cuando te quedas embarazada con 23 años. ¿En serio? ¿y lo vas a tener? ¡Qué horror!, te vas a arruinar la vida
  • Cuando tienes 35 y la tía abuela te coge en privado y te dice: ¿Qué?, ¿No tienes novio?, se te va a pasar el arroz, nena.
  • Cuando esperas una niña y te dicen: “Ay qué pena, ahora a ver si tienes suerte y en el siguiente tienes un niño” Esto lo suelen decir más las mujeres que los hombres.
  • Cuando esperas otra niña. “¿Otra vez niña? Ay por Dios, qué pena.
  • Cuando esperas un niño. Muy bien, un machote de primogénito.
  • Cuando esperas el segundo niño. “Ay qué pena, con lo lindas que son las niñas”
  • Cuando tienes tres niñas: “Mujer, es una pena que no hayas tenido un varón pero las niñas acompañan más”
  • Cuando tienes sólo niñas el cuñado gracioso en el hospital le da una palmada (fuerte) a tu marido y le dice: ¡Qué pasa, mariquita!, ¿no sabes hacer machos o qué? (Esto lo he escuchado yo, palabrita del niño Jesús)
  • Cuando anuncias tercer embarazo: ¿Estás loca? Pero bueno, tú de verdad no tienes perdón de Dios, con lo cara que está la vida.
  • Si tienes 4 hijos. ¿Eres del Opus? Cuando no te llaman coneja.
  • A los 11 de días (clavados) de tener a mi segunda hija (por cesárea que te recuperas más lentamente) que te diga una señora que también ha tenido hijos: “Vaya, parece que estás otra vez embarazada, qué barriga tienes” Y tú con la nena hospitalizada por bronquiolitis y la señora en cuestión con mucha más barriga que tú, sólo que ella porque está gorda.
  • Si llevas a las niñas vestidas de diferente manera. “Ay y por qué no las llevas igual” (Porque cuesta un cojón comprar todo igual, señora)
  • Si llevas a las niñas vestidas igual: “Pobrecitas, no estás respetando su personalidad”
  • Los mismos comentarios para niños.
  • Si no comen: ¿Y esta niña no come nada? Desde luego los padres de ahora sois muy despreocupados.
  • Si duermen contigo: Pero cómo qué duermen contigo. Pareces una hippie.
  • Si les das el pecho más de 3 meses: Hija, pareces una gitana todo el día con la niña en la teta.
  • Si las llevas a todas partes contigo y en brazos: Pareces una rumana, todo el día a cuestas con la niña.
  • Si les das biberón. Mujer, se crían bien pero deberías ser menos egoísta y darle el pecho.
  • Si los llevas en el carrito: Pobrecito, no tiene suficiente contacto con la piel de su madre.
  • Si los llevas a la guardería con 13 meses. “Hija, por favor, qué crueldad”
  • Si no los llevas a la guardería hasta los 3 años: “Este niño tiene que ir a la guardería que si no, no va a aprender a socializar”
  • Si no le has quitado el chupete con 2 años siempre está la señora mayor que no te conoce de nada y viene y se lo quita y le dice: caca, que ya eres muy mayor (me ha pasado) ¿Qué tal?

cotillas3Y, por supuestísimo si tienes hijo único: ¡Qué pena! ¿Y no vas a tener más? Y lo mismo a la señora le acaban de extirpar el útero. Y esto te lo pregunta una persona que no te conoce de NA-DA.

Puedo seguir ad infinitum pero ya me he aburrido. Lo que quiero decir con esto son, principalmente, tres cosas:

 

-La gente es una cotilla que se mete en todo lo que no le importa y además, no tiene reparos en hacerlo.

-Los comentarios casi siempre son a las MUJERES

-Los comentarios casi siempre vienen de las MUJERES

Así que, con todos mis respetos a las que, por las razones que sean, se sientan atacadas por haber tenido un hijo único, no es por eso. Es porque tenemos la imperiosa necesidad SIEMPRE de comentar todo olvidando que son temas que no nos incumben para nada. Que tener hijos es una decisión muy íntima y muy personal y educarlos es propio de los padres. Que los abuelos ayudan pero las decisiones son de los padres. Que seguirá habiendo siempre gente inoportuna con sus preguntas y nada podemos hacer por cambiarlas.

Pero sí les voy a dar una idea. Hay un pueblo en Galicia, en la Costa da Morte, en el que tuve la inmensa suerte de pasar muchos veranos de adolescente, que se llama Malpica de Bergantiños. Los de Malpica tienen la particularidad de poseer una sorna típica del gallego pero estos, más. Tienen muchas frases y muy buenas que, además, las sueltan sin arrugarse. Hay una, en concreto que respondería muy bien a todas las preguntas citadas arriba y que es:

-A ver si te arreglas sin sabelo.

Yo comprendo que traducido al castellano pierde toda la gracia y eso que sólo cambia una r. Sí, pero suena diferente. Pero encuentro que es una manera tan elegante de llamarte cotilla a la cara y expresar la tan castiza frase: ¡A ti qué cojones te importa! sin elevar el tono ni el discurso que les ruego la tengan siempre presente. A ver si te apañas sin saberlo tampoco suena mal. Úsenla y no se cabreen. No vale la pena.

Me puedes seguir en facebook, google + twitter  y linkedin 

PD. No pierda usted la oportunidad de conocer Malpica. La playa, el puerto, la Lonja, los restaurantes, el marisco…mmmm se me hace la boca agua sólo con pensarlo

 

 

Compartir

ABC.es

Madre no hay más que una © DIARIO ABC, S.L. 2015

No es posible entender la historia de la humanidad si no atendemos a la historia de la familia, de la crianza de quienes la protagonizaron. Cómo nacemos y cómo somos criados importa demasiado. Sin amor y ternura en la infancia, sin una familia que contenga, proteja y quiera se hace difícil ser un adulto mentalmente sano. Este blog es un espacio de reflexión sobre todo lo que nos afecta como seres humanos desde el momento en que somos concebidos. Nada es por casualidad y casi todo tiene un porqué en lo que nos sucede relacionado con nuestra infancia. ¡Bienvenido! Más sobre «Madre no hay más que una»

Categorías
Etiquetas
Calendario
abril 2015
L M X J V S D
« mar   may »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930