Las señoras de provincias (y del norte) les ponemos merceditas a las niñas

Publicado por el oct 13, 2014

Compartir

Mi señora madre vino hace poco a pasar unos días con nosotros. La excusa era el cumpleaños de doña Tecla. Ella, que es una señora de provincias como Dios manda, y, además, del norte, le da mucha importancia a cómo van las niñas vestidas. Miren, antes de que ustedes puedan pensar mal de mí les aclararé que esto que cuento de las señoras del norte es un rasgo, no una crítica. De hecho servidora conserva idéntico rasgo muy a pesar de mi marido que es más de vaqueros y zapatillas de deporte.

En el norte, para que se hagan una idea, es muy común vestir a los niños así. De esta guisa tan “ideal”:

nanos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En cuanto se aburrió un poco se dedicó a cotillear los armarios de sus nietas y enseguida frunció el ceño y preguntó:

-¿Y para este vestidito tan mono no “le” tienes unas merceditas a juego a las niñas? (Inciso: lo de no “le” tienes es de la misma familia que la famosa frase: mi niño no me come)

- No, mamá. No “le” tengo merceditas a juego.

-Pues hija, qué pena, con lo monas que irían con ellas así conjuntaditas.

He decir que si por la autora de mis días fuese, las niñas irían con capota siempre. O, en su defecto, lazos. Por supuesto siempre conjuntadas. No les voy a mostrar las fotos de mi infancia pero sí les garantizo que siempre iba con vestido de piqué, o bordado con nido de abeja y rebeca y calcetines (de perlé tejidos a mano) a juego. Y, desde luego, las sempiternas merceditas. Claro que mi abuela paterna era la que cosía los vestidos y la materna tejía el resto. Así cualquiera.

Ni yo tengo a mi disposición abuelas que me tejan ni presupuesto para tales menesteres. Bien es verdad que ahora hay tiendas muy accesibles con ropa ideal. A mí me gusta Nanos y Neck & Neck. Claro, justo lo más caro. Así que me suelo esperar a rebajas o outlet para comprar ahí. Por cierto que Nanos es de la Coruña (mi ciudad) y es justamente ése el estilo que tanto fascina a mi madre y las señoras de provincia del norte en general. Y no es burla, insisto, es una realidad. Cualquiera que sea del norte lo sabe y cualquiera que haya pasado por ahí, también. ¿Es caro? Bueno, me gustaría matizar que caro, caro, no es. ¿Por qué? Por la calidad. Tú te compras una chaqueta en Nanos o Neck & Neck y te dura años. Así que, aprovecha las rebajas si no tienes presupuesto o cualquier cumpleaños para que te regalen de esas marcas. Merecen mucho la pena.

Aquí les dejo un ejemplo de la ropa de Nanos:

nanos2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y aquí otro ejemplo de Neck and Neck:

neck-500x350

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El caso es que mi señora madre, al cabo de un rato volvió al tema:

-¿Y si me llevas al Corte Inglés y le miro algo a las niñas?

Bueno, típico de las madres que ya son abuelas. A ella le parece un hobbie divertidísimo vestir a las niñas y es como jugar a las muñecas, así que, ¿para qué negarle a la mujer semejante afán, verdad? Y allí que nos fuimos. Y claro, cayeron las merceditas y, ya que estábamos, unas bermuditas “que mira qué monas son, por favor, y habrá que comprarles las camisitas a juego, mujer” Ésa es mi madre.

El caso es que haciendo recuento cuando han empezado los fríos me doy cuenta de que a Doña Tecla no le sirve NI UN SOLO PAR DE ZAPATOS DEL INVIERNO ANTERIOR! Ni uno. Y es que, para que se hagan una idea, del número 24 ha pasado al 28 en un año. Así, del tirón. Y me encuentro de tal guisa que está jarreando en la calle y o le pongo las chanclas de la playa o no tiene nada. Pero nada. Bueno, las deportivas y ya. No era plan ponerle las merceditas recién compradas que, además, son de ante.

Así que encontré esta tienda que me ha parecido la pera. Se llama Pisamonas y es tanto física como on line. He usado la online y por 109 euros exactamente he comprado: Cuatro pares de merceditas, dos para cada niña y dos pares de botas para la lluvia. ¿Compraza, no? Os lo detallo porque estoy yo muy contenta con mi compra para mis niñas. Ya parezco una señora del norte como Dios manda.

pisamonas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cada par de merceditas vale 13, 95. ¡No me dirán que no es un precio fabuloso!

Y estas son las botas para el agua, estilo Hunter, que les he comprado a las dos. Cada par, 26, 95. ¡Fantástico precio también!

 

 

hunter

 

 

 

 

 

 

 

 

Otro sitio donde a veces he comprado también es The Royal Shopping, que también tiene cosas para niñas a muy buenos precios. Como este vestido para niña, por ejemplo, que en rebajas lo han dejado a 28 euros y es de una calidad de las buenas.

 

 

beb

 

Pues nada, que estoy yo muy contenta con mis compritas y que quería compartirlo con vosotras porque menudo gasto los zapatos en los niños. Les crece el pie de manera vertiginosa y no hay forma de encontrar nada que sea de calidad que no baje de los 40 euros…hasta ahora, claro.

Puedes seguirme en facebook, twitter y linkedin

 

 

 

 

 

 

Compartir

ABC.es

Madre no hay más que una © DIARIO ABC, S.L. 2014

No es posible entender la historia de la humanidad si no atendemos a la historia de la familia, de la crianza de quienes la protagonizaron. Cómo nacemos y cómo somos criados importa demasiado. Sin amor y ternura en la infancia, sin una familia que contenga, proteja y quiera se hace difícil ser un adulto mentalmente sano. Este blog es un espacio de reflexión sobre todo lo que nos afecta como seres humanos desde el momento en que somos concebidos. Nada es por casualidad y casi todo tiene un porqué en lo que nos sucede relacionado con nuestra infancia. ¡Bienvenido! Más sobre «Madre no hay más que una»

Categorías
Etiquetas
Calendario
octubre 2014
L M X J V S D
« sep   nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031