Sobre niños y otros cachorros

Publicado por el jul 16, 2013

Compartir

Mi marido se crió entre perros. No se confundan, no es que haya crecido tal Mowgli. Es que a sus padres les gustaban (y les sigue gustando) tener perros en casa. El caso es que el señor esposo mío se conoce al dedillo el comportamiento de los perros. Y siempre dice que los niños hasta más o menos los tres años se comportan como los perros.

La primera vez que lo oí decir eso comparando a doña Tecla con un can casi le atizo con el rodillo en la cabeza pero poco a poco me ha ido convenciendo de que, efectivamente, no serán iguales pero se parecen mucho. Y para que vean que no se me va demasiado la cabeza ahí les pongo varios ejemplos. Luego ustedes me dicen si sus “cachorros” hacen esto o es que mi hija, efectivamente, en otra vida fue perro.

  • Cuando los llamas, salen en dirección contraria
  • Si te pones a correr detrás de ellos les entra la risa floja y se creen que estás jugando aunque les estés evitando cruzar la m 30
  • Esconden las cosas debajo de los lugares más insospechados (los perros tienden a esconder los huesos, los niños, sus juguetes, es decir, ambos esconden sus posesiones más preciadas)
  • Sólo quieren jugar. A todas horas, siempre
  • No entienden la palabra “espera”
  • Lo que más les gusta es que los cojas y les hagas cosquillas
  • Tú eres su máxima referencia y modelo pase lo que pase

Y podría poner más pero ahora no me vienen a la cabeza. No quiero yo ofender a nadie con esto, simplemente es que debe de ser cierto y seguro que algún estudio lo corroborará. Al tiempo. Y me he decidido a escribir este post porque estoy entre bastante cabreada y mucho porque ayer, Doña Tecla, decidió, vaya usted a saber el motivo, que quería esconder el mando de la tele. Y casi 24 horas más tarde seguimos sin encontrarlo. Ella es consciente de que sí, de que lo ha escondido pero no puede recordar dónde. Así que hemos vuelto a los setenta y para cambiar de canal tenemos que levantar el culo y hacerlo de manera manual.

Puedes seguirme en twitter y en facebook

 

Compartir

ABC.es

Madre no hay más que una © DIARIO ABC, S.L. 2013

No es posible entender la historia de la humanidad si no atendemos a la historia de la familia, de la crianza de quienes la protagonizaron. Cómo nacemos y cómo somos criados importa demasiado. Sin amor y ternura en la infancia, sin una familia que contenga, proteja y quiera se hace difícil ser un adulto mentalmente sano. Este blog es un espacio de reflexión sobre todo lo que nos afecta como seres humanos desde el momento en que somos concebidos. Nada es por casualidad y casi todo tiene un porqué en lo que nos sucede relacionado con nuestra infancia. ¡Bienvenido! Más sobre «Madre no hay más que una»

Categorías
Etiquetas
Calendario
julio 2013
L M X J V S D
« jun   ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031