Con las gastroenteritis nos hemos topado

Publicado por el Mar 25, 2013

Compartir

Que ir a empezar al coler y empezar a tener viruses varios es todo uno, eso lo sabe hasta la madre menos enterada. Recién estrenado el año tuvimos un episodio largo y duro, hará un mes, con lo que fue la maldita gripe que este año, al menos en España, ha sido dura de narices. Una semana estuvimos todos con mocos, toses y fiebre incluida. Doña Tecla fiebre no tuvo pero durante unos días me taladró cada 15 segundos con la misma palabra: -¡Moco! Al grito de idem advertía que se le caían las velas y había que estar preparados para recogerlas. Me recordaba a los que gritan ¡plato! en el tiro al idem.

Superado el trance gripal ahora nos hemos apropiado de un virus estomacal. De esos que te hacen perder un para de kilos de todo lo que expulsas pero que maldita la gracia que hacen. Ayer, jornada domincal tranquila en “elabu” (así denomina doña Tecla la casa de mis suegros), a eso de las 6 y 30 pm decidimos irnos a casa no sin antes sentirme peor que si me acabase de bajar de un toro mecánico. Al llegar a casa me metí directamente en la cama. Creo que con eso digo todo. Y a partir de una hora de relax comenzaron los virus a actuar a su antojo. Primero con la madre, servidora, después con la hija que a las dos y media de la madrugada tuvo que pasar por la ducha. Y no fue la última, a las seis y media de la madrugada hubo otra de regalo. Esta, sin ducha. Imaginen cómo debía de estar la cosa. Ya sabéis el trajín de que esto pase (primera vez en mi vida como madre, por cierto) Sábanas a la lavadora, airea la habitación, pon unas nuevas, la pequeña que se depierta y se acuerda de que tiene hambre…estrés al cubo.

Hoy hay guardería pero qué decir tiene que nos vamos a quedar en casa. A calditos. Y rezando para que mofletes prietos no se contagie que no quiero tener que pasarme por urgencias. En un rato llamaré al centrode salud a ver a que hora me atienden. Para qué explicarles que estamos todos zombies del trasiego nocturno y ella más fresca que una lechuga.

Puedes seguirme en twitter y en facebook

 

Compartir

ABC.es

Madre no hay más que una © DIARIO ABC, S.L. 2013

No es posible entender la historia de la humanidad si no atendemos a la historia de la familia, de la crianza de quienes la protagonizaron. Cómo nacemos y cómo somos criados importa demasiado. Sin amor y ternura en la infancia, sin una familia que contenga, proteja y quiera se hace difícil ser un adulto mentalmente sano. Este blog es un espacio de reflexión sobre todo lo que nos afecta como seres humanos desde el momento en que somos concebidos. Nada es por casualidad y casi todo tiene un porqué en lo que nos sucede relacionado con nuestra infancia. ¡Bienvenido! Más sobre «Madre no hay más que una»

Categorías
Etiquetas
Calendario
marzo 2013
M T W T F S S
    Apr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031