Real Balneario, disfrutar en la playa

Publicado por el Aug 6, 2007

Compartir


Despedida de la primera etapa veraniega en Asturias en un escenario de lujo, el REAL BALNEARIO de Salinas. Comida a la que me invitaba un bloguero de excepción, Eric V, su mujer, Marta, y sus tíos, asturianos de pro y también grandes gastrónomos. Curiosamente ninguno de ellos conocía el restaurante. Por los ventanales, preciosas vistas del mar y una playa atiborrada de gente (casi recordaba algunas de Levante) ansiosa de aprovechar uno de los pocos días verdaderamente buenos de este verano en el norte.


Encantadores como siempre Miguel Loya y su hijo Isaac. Y todo funcionando como un reloj a pesar de que en uno de los comedores había una fiesta privada de una conocida familia ovetense con más de 40 invitados. Nos dejamos llevar por los Loya para que improvisasen el menú. Para empezar, un agradable atún rojo escabechado con verduras también escabechadas (mejor casi estas que el atún); seguimos con un clásico de la casa, imprescindible, los lomos de sardinas a la sal (una delicia); unos chipironcitos a la plancha demuestran la calidad del producto que siempre hay en el Balneario y el perfecto tratamiento que recibe; original el foie fresco envuelto en hoja de col china, una especie de papillotte que deja todo el sabor del hígado (solo echamos en falta un toque de sal gorda); ventrisca de bonito, limpia y excelente (aunque alguna de las cinco se había pasado ligeramente de punto); truchas (de las auténticas, nada de piscifactoría) fritas a la navarra, un sabor de antes, casi perdido, que nos encantó; acabamos con un lomo alto, carne roja sabrosísima procedente de Centroeuropa.


Tres postres: una mousse de afuega’l pitu con helado de vino que estaba buena; un brownie con helado de café y granizado de whiski sobre base de fresa (versión mejorada de uno que había tomado en mi anterior visita en febrero), y el arroz con leche, para compararlo con los otros grandes de la región. A mi mujer le gusta más este porque queda el arroz más entero y más suelto. Yo lo prefiero más clásico, más cremoso, con el arroz casi disuelto en la leche, al estilo de CASA GERARDO. Pero que cosnte que este también está bueno.


Larga y agradable sobremesa (regada con el excelente aguardiente de sidra de La Alquitara del Obispo y con los correspondientes GT) con Miguel, el hermano mayor de los Loya, abogado en el despacho Garrigues en Madrid, y el único de la familia que no se dedica a la restauración (aunque es un gran gastrónomo). Viaja la semana próxima a Londres, Shangai y Hong-Kong y contrastó su agenda de reservas en hoteles y restaurantes con Eric, que como todos los blogueros saben es uno de los mejores conocedores de la gastronomía de aquella zona. Como siempre, aprendí mucho.

Compartir

ABC.es

Salsa de chiles © DIARIO ABC, S.L. 2007

Se puede comer por comer. O por placer. Salsa de Chiles te descubre la cocina como cultura, como patrimonio de la humanidad, como tentación y diversión, como una dimensión... Más sobre «Salsa de chiles»

Etiquetas
Entradas por mes
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031