Mi lista de Madrid 2010

Publicado por el dic 21, 2010

Compartir

santceloni4.jpg

Llegadas las fechas navideñas, con el año a punto de concluir, es hora ya de publicar la tradicional lista de los que han sido, en mi opinión, los mejores restaurantes de Madrid durante 2010. No me canso de repetir que esta es una lista muy personal que refleja mi visión de los establecimientos madrileños. Igual que cada español haría una selección de fútbol diferente, seguro que cada bloguero tiene su propia lista, que coincidirá en todo, en parte o en nada con la mía. Pero como he hecho en años anteriores me mojo y hago esta clasificación en la que necesariamente muchos se tienen que quedar fuera. Y también como todos los años quiero dejar claro que en la valoración tengo en cuenta el restaurante en su conjunto: cocina, sala y bodega. Este es el resultado de 2010:

1.SANTCELONI. El primero un año más. En el último post lo dejé muy claro. El restaurante del hotel Hesperia, entendido en su conjunto, sigue siendo el mejor de Madrid. La cocina de Óscar Velasco sigue siendo impecable en lo técnico, y el producto magnífico. A ello hay que añadir el impagable trabajo de Abel Valverde, en la sala, y de David Robledo al frente de la bodega. Y toda una serie de detalles que marcan lo que es el verdadero lujo.

2. LA TERRAZA DEL CASINO. Desde el año pasado, en el que dio el salto que le faltaba para asentar una cocina con personalidad propia, Paco Roncero no ha dejado de crecer como chef. Si a eso le añadimos el escenario, un equipo de sala irreprochable de la mano de Alfonso Vega, y la bodega y el buen hacer de María José Huertas, este segundo lugar está muy claro.

3. SERGI AROLA GASTRO. Los menús de Sergi Arola son cada vez más redondos. Ha perdido la frescura con la que sorprendió en Madrid, se ha vuelto más conservador, pero ha ganado en solidez, con gran respeto por el producto y buscando la intensidad de los sabores. Cuenta además con dos piezas fundamentales: Sara Fort en la sala y Dani Poveda como sumiller.

4. LA TASQUITA DE ENFRENTE. No hay en Madrid un restaurante donde se cuide más la materia prima. Juanjo López Bedmar busca con pasión los mejores proveedores, el producto más exclusivo. Y luego lo trata con delicadeza en preparaciones tan sensatas como sencillas que lo respetan y la potencia. Si tuviera una sala como los anteriores, estaría en el podio de mis favoritos. Cuenta además con una estupenda bodega de la que se ocupa Abraham Maciñeiros.

5.RAMÓN FREIXA. En poco más de un año Freixa se ha consolidado en Madrid, incluidas esas dos estrellas Michelin que le han caído en noviembre. La suya es una cocina muy seria pese a su aparente informalidad. Y cuenta además con un espacio magnífico y un competente equipo de sala.

6. DIVERXO. David Muñoz sigue demostrando su genialidad, su atrevimiento, su permanente inquietud por epatar a sus clientes. Tal vez ha perdido un poco del efecto sorpresa que nos deslumbró en la primera etapa, pero sigue siendo un imprescindible en Madrid.

7. PIÑERA. Un restaurante por el que apostamos desde sus inicios, que ya apuntó su categoría el pasado año y que este la ha confirmado y consolidado. Óscar Portal, bajo la supervisión de Benjamín Urdiain, hace una cocina de altura, con puntos impecables y solidez en todos los platos. Y además una de las mejores salas de Madrid, con Jorge Dávila y Mario García confirmando cada día su categoría profesional.

8. PRÍNCIPE DE VIANA. Inmutable año tras año, con la solidez de los auténticos clásicos. El trabajo de Iñaki y Javier Oyarbide no es mediático pero se nota en el día a día, en la enorme regularidad de esta casa. Cuenta además con uno de esos servicios irreprochables que hacen sentirse cómodo a cualquiera.

9. EUROPA DECÓ. Sigo apostando por un restaurante donde se come muy bien, donde atienden muy bien y donde se está muy a gusto y que sin embargo está sometido a una especie de vacío mediático. Joaquín Felipe es uno de los grandes chefs madrileños. Y si la sala depende de Paco Patón ya son palabras mayores.

10. VIRIDIANA. Genio y figura. Abraham García, por fortuna, no cambia. Un año más ha seguido haciendo esa cocina tan personal y tan auténtica que no deja indiferente a nadie. Otro gran olvidado por muchas guías y por aquellos que sólo se deslumbran con lo más nuevo, aunque este año recibirá un merecido premio a la trayectoria en Madrid Fusión.

11. ZALACAÍN. Un año más y este restaurante, templo de la alta cocina madrileña, sigue como siempre. La cocina ortodoxa e impecable del discreto Juan Antonio Medina y un equipo de sala como pocos en la capital, encabezado ahora por Carmelo Pérez aunque José Jiménez Blas se deja ver bastante por allí. Por no hablar de ese lujo que es el maestro Custodio López Zamarra.

12. SACHA. Nada cambia en esta casa. ¿Para qué? El mejor producto, preparaciones sencillas pero llenas de sabor, ambiente casi familiar, Sacha Hormaechea al quite de todo, derrochando amabilidad. Uno de los imprescindibles de Madrid.

13.ALDABA. La cocina de siempre en un ambiente muy burgués. Solidez y regularidad en unos platos que nunca decepcionan. No hay lugar a la sorpresa. Y otro de esos equipos de sala de alta escuela que justifican por sí solos una comida o una cena en esta casa. José Luis Pereira en la sala, y Luis García como sumiller, forman un tándem magnífico.

14. VIAVÉLEZ. Gran cocinero Paco Ron. Aunque su trayectoria profesional le avalaba ha necesitado un tiempo para obtener el reconocimiento de la clientela madrileña. Su cocina, de corte clásico, se basa en una técnica perfecta y en la sensatez de sus propuestas. Comedor algo incómodo y un servicio por debajo de la cocina lastran un poco su clasificación. Si hiciéramos un ranking de barras, la suya estaría en el top.

15. KABUKI WELLINGTON. Sigue siendo la referencia en lo que a cocina de fusión japo-española se refiere. Ricardo Sanz sigue mostrando imaginación y conocimiento del producto con excelentes resultados. Buen servicio de sala. Un gran restaurante aunque con algunos detalles que necesitan cuidarse algo más.

16. NIKKEI 225. La alternativa a Kabuki. Una novedad de este año que pega fuerte. Espacio de lujo, gran trabajo del sushiman Luis Arévalo, más centrado aún en la fusión japo-peruana, y una muy buena sala dirigida por Lai Rueda, responsable además de una completísima bodega. Un restaurante que irá a más.

17. 99 SUSHI BAR. Tercer japonés en liza. La llegada de David Arauz para sustituir a Luis Arévalo ha dado continuidad a este restaurante que mantiene alto el listón alcanzado el año pasado. Contribuye mucho la presencia de Mónica Fernández, tan buena directora de sala como sumiller.

 18. CASA JOSÉ. Como decíamos en años pasados, sigue siendo el más sólido de los restaurantes de la Comunidad de Madrid fuera de la capital. Fernando del Cerro trabaja como nadie los productos que salen de las huertas del Tajo mientras que la sala está perfectamente atendida por su hermano Armando.

19. COQUE. Cada vez más asentado y cada vez más enraizado en el recetario popular madrileño, Mario Sandoval sigue siendo uno de los mejores cocineros de esta Comunidad. Se añaden esos cochinillos asados impagables, el atento servicio y la excepcional bodega que lleva con mimo Rafael Sandoval.

20. SOY. Vuelve a este listado tras un año de ausencia. La pureza de la cocina japonesa que ofrece Pedro Espina, grandísimo experto, no tiene rival en Madrid. En especial sus niguiris, a la altura de los mejores que se puedan comer incluso en Japón. Lástima que los estados de ánimo del chef, un local incómodo y un servicio justito pese a la amabilidad de Tamayo, la mujer de Pedro, le resten puntos.

21. LA MANDUCA DE AZAGRA. Otro de esos sitios que se mantienen inalterables en una línea de cocina tradicional de calidad. No hay mejores verduras navarras en Madrid. Y nadie las trata con la perfección que Juan Miguel Sola y su equipo familiar.

22. O’PAZO/RAFA. Ya es tradición que agrupe en un solo apartado a las dos mejores marisquerías que tiene una ciudad tan aficionada a los productos del mar. O’Pazo, tras las reformas de hace dos años, ha mantenido una línea ascendente no tanto en el producto, que ya lo tenía, como en la sala. Rafa ha sabido combinar sus especialidades marinas de siempre con otros platos de alto nivel que enriquecen su oferta.

 23. LAFAYETTE. No estaba en años anteriores porque no conocía este coqueto restaurante de Las Tablas. Sebastien Leparoux en la sala y al frente de la excelente bodega, y Vicent Hubert en la cocina, han conseguido que por fin en Madrid haya un restaurante francés de nivel. Oferta muy clásica sobre la base de una estupenda materia prima.

24. SUDESTADA. Otra novedad en la lista de este año. En su amplio y cómodo nuevo local de Ponzano luce mucho más la oferta gastronómica de este restaurante de culto para los aficionados a la cocina asiática. Estanos Carenzo y Pablo Giudice ofrecen autenticidad sin complejos, sabores intensos y auténticos.

25. EL OSO. Un asturiano que no falla. Tras la reforma de hace dos años, el espacio es más acogedor y realza más la excelente cocina tradicional que ofrecen Pepe Villanueva y María Lorenzo. Materia prima muy bien seleccionada para los platos de siempre, desde la fabada hasta ese pixín al horno que es emblema de la casa.

Compartir

ABC.es

Salsa de chiles © DIARIO ABC, S.L. 2010

Se puede comer por comer. O por placer. Salsa de Chiles te descubre la cocina como cultura, como patrimonio de la humanidad, como tentación y diversión, como una dimensión... Más sobre «Salsa de chiles»

Etiquetas
Entradas por mes
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930