Las mejores barras de Madrid 2012

Publicado por el Jan 3, 2013

Compartir

Taberna Laredo.jpg

Desde hace dos años completamos la lista de los mejores restaurantes de Madrid con otra dedicada a nuestras barras favoritas de la capital, aquellas que podemos considerar imprescindibles para tapear o picar. Una lista en la que apuesto, en general, más por lo tradicional que por lo moderno, por aquellos sitios donde sirven las raciones de toda la vida o versiones convenientemente actualizadas pero que no se apartan de la ortodoxia. Y antes de que surja la polémica, repito una vez más, igual que en la lista de restaurantes, que se trata de una selección personal, basada en las que conozco (que creo que son bastantes, pero no todas) y que me gustan especialmente. Esas de las que nunca salgo defraudado. Seguro que faltan muchas porque las barras de Madrid son abundantes y variadas, y seguro que muchos blogueros van a echar de menos la suya favorita. Pero para eso está el blog, para que cada cual aporte sus referencias y podamos hacer entre todos la lista perfecta. 2012 ha traído algunas novedades interesantes que aparecen reflejadas a continuación. Estas son mis 25 favoritas de este año, como siempre clasificadas por orden de preferencia.

1. LAREDO. Doctor Castelo, 30. Desde hace algunos años es referencia en Madrid en lo que a tapeo de calidad se refiere. Este año han cambiado de local, aunque no de barrio. Un espacio más moderno y amplio (aunque ya lo tienen lleno a reventar casi a diario), que era lo que les faltaba para encabezar esta lista. Laredo es templo del producto de lujo, que los hermanos Laredo buscan por toda España y ofrecen luego en elaboraciones sencillas. Además una impresionante carta de vinos. Callos, croquetas de sobrasada, salmorejo, mejillones de roca con mojo rojo… Un imprescindible. Sube un puesto.

2. ARZÁBAL. Menéndez Pelayo, 13. En 2010 se consolidó como una de las tres mejores barras capitalina, gracias sobre todo a su nuevo local, al excelente producto, a las buenas elaboraciones y a la gran amabilidad de todo el equipo que encabezan Iván Morales y Álvaro Castellanos. Nada ha cambiado este año. Entre su amplia y magnífica oferta, no hay que perderse las croquetas, los mejillones en escabeche, la alcachofa frita y las mollejas. Y con el complemento de una cuidada oferta de vinos. Baja un puesto.

3. VIAVÉLEZ. General Perón, 10. El asturiano Paco Ron es un veterano y excelente cocinero que ha convertido la amplia barra de su restaurante en una verdadera tentación. Raciones elaboradas en las que la calidad de la cocina prima por encima de todo. Desde las croquetas, la cazuela de fabada, las cebollas rellenas o los callos a la asturiana hasta sus peculiares mini hamburguesas. Una buena bodega completa la estupenda impresión general. Repite puesto.

4. VINOTECA GARCÍA DE LA NAVARRA. Montalbán, 3. A espaldas del nuevo Ayuntamiento de Madrid, acaba de cumplir doce meses abierta. En la lista del año pasado era aún un proyecto incipiente, pero ya se ha consolidado como una referencia en Madrid, de ahí su gran salto hacia arriba. Mérito de los hermanos García de la Navarra, Pedro en la cocina y Luis al frente de la sala y de la bodega. Buenas raciones tradicionales, desde unas bien seleccionadas anchoas o las croquetas de jamón y pollo hasta unos chipirones encebollados o unos impecables callos. Luis, grandísimo sumiller, ha hecho una selección de vinos realmente atractiva. Sube siete puestos.

5. PUERTA 57. Padre Damián, s/n. En general todas las barras del grupo La Máquina funcionan muy bien (atención a la recién abierta La Máquina de Chamberí, en el local del antiguo Alborán), pero esta, en el mismo estadio Bernabéu, es la mejor de todas. Entre sus top, la ensaladilla, los callos, y la tortilla de patata. Pero también muchas raciones asturianas como las cazuelitas de fabada o los fritos de pixín. Baja un puesto.

6. RAFA. Narváez, 68. Es una veterana marisquería, y se nota en su bien surtida barra. Pero aunque no faltan un estupendo salpicón, unas ostras o una impecable gamba blanca, la gran especialidad de su barra es la ensaladilla rusa, para muchos la mejor de Madrid. Pero hay muchas más cosas, incluido jamón de Joselito muy bien cortado. Baja un puesto.

7. EL PESCADOR. Ortega y Gasset, 75. Reformada, y modernizada, hace un par de años, la barra de esta marisquería del grupo Pescaderías Coruñesas tiene una oferta de calidad que incluye, como es lógico, los mejores productos del mar, desde escabeches caseros y pulpo a la gallega hasta varios tipos de ostras y unas cigalas espectaculares. Baja un puesto.

8. EL FOGÓN DE TRIFÓN. Ayala, 144. A pesar de que el local es pequeño y la barra un tanto incómoda, vale la pena acercarse a esta taberna que regenta Trifón Jorge y en la que todo resulta apetecible, elaborado con la mejor materia prima. Lo mismo unas croquetas de rabo de toro que unos caracoles a la madrileña, ensaladilla o mollejas de lechal. Y además con muy buenos vinos. Sube un puesto.

9. ÁLBORA. Jorge Juan, 33. Ha sido una de las novedades más atractivas de este año. Y al igual que hicimos con el restaurante, la barra de Álbora entra con fuerza en esta lista. En pocos meses se ha convertido en un lugar imprescindible para el tapeo de calidad, empezando por esa trilogía de jamones y otras chacinas de Joselito (que es uno de los propietarios) y siguiendo por una serie de pinchos y raciones calientes que se elaboran en una cocina a la vista de los clientes. Buena carta de vinos. Nuevo en la lista.

10. LA CATAPA. Menorca, 14. El traslado de Laredo ha permitido este año a Miguel Ángel Jiménez cambiarse de su minúsculo local, que estaba situado justo enfrente, a este, mucho más espacioso, donde puede desarrollar toda su habilidad como cocinero con una amplísima variedad de tapas y raciones de mucha calidad, casi todas basadas en productos de temporada. El salmorejo es de los mejores de Madrid, lo mismo que la tortilla de patata. Pero hay mucho más, desde una ensalada de pamplinas hasta unas enormes zamburiñas al horno. Sube tres puestos

11. CAÑADÍO. Conde de Peñalver, 86. Paco Quirós abrió este año una sucursal de su Cañadío santanderino al final de Conde de Peñalver, frente al hospital de la Princesa. Y allí ha montado, además del restaurante, una excelente barra de tapas, en la que reinan los pinchos elaborados. Y, por supuesto, unas rabas excelentes. No hay que perderse tampoco las croquetas  de chorizo de Potes, las anchoas de Santoña o los estupendos buñuelos de merluza. Nuevo en la lista.

12. COMBARRO. Reina Mercedes, 12. Una marisquería con amplia barra, bien surtida de productos del mar. Tiene otra sucursal, Sanxenxo, en Ortega y Gasset, 40. Para quien no quiera o no pueda picar a base de marisco, la oferta se amplía con buen pulpo a la gallega y empanadas bien elaboradas, de masa muy fina. Lástima que la regularidad del producto no sea siempre la misma. Baja cinco puestos.

13. SURTOPÍA. Núñez de Balboa, 106. El cocinero gaditano Jose Calleja se ha instalado este año por su cuenta con un pequeño restaurante que tiene también una barra de reducidas dimensiones pero en la que se pueden tomar unas tortillitas de camarones como hay pocas en Madrid. No falta el buen salmorejo, ni las papas aliñás, ni las croquetas de pringá. Completa oferta de manzanillas pasadas. Nuevo en la lista.

14. JOTA CINCO. Alcalá, 423. Se mantiene como la mejor referencia para tapear en la zona de Ciudad Lineal. Una barra amplísima, con variada oferta de tapas y raciones elaboradas con buena materia prima. Anchoas, chacinas, croquetas, rabo de toro y otros guisos tradicionales. Entre sus especialidades, el bacalao, sobre todo unos ricos soldaditos de pavía. Bodega muy completa. Baja cuatro puestos.

15. CASA SANTOÑA. Avenida Nazaret, 10, y Núñez de Balboa, 105. Esta casa tiene merecida fama por sus anchoas artesanales, que por sí solas justifican la visita, aunque la oferta no se acaba ahí. Desde mojama y cecina hasta pulpo a la gallega o boquerones en vinagre. Por su ambiente, nos gusta más la primera casa, la del barrio del Niño Jesús. Baja tres puestos.

16. JURUCHA. Ayala, 19. Todo un clásico del barrio de Salamanca que se mantiene inmutable con el paso de los años. La completa exhibición de pinchos que se reparte por su larga barra es toda una tentación. Entre lo más solicitado, la tortilla de patata, los huevos rellenos, las croquetas y los tacos de bonito en escabeche. Baja dos puestos.

17. HEVIA. Serrano 118. Si Jurucha es un clásico del barrio de Salamanca, qué decir de esta casa situada en plena calle de Serrano que lleva abierta más de medio siglo y por la que no pasa el tiempo. Siempre abarrotado por una clientela fiel que busca sus pinchos y canapés de toda la vida como el montadito de solomillo con brie, los flamenquines o el surtido de ahumados. Baja dos puestos.

18. TABERNA DEL ALMIREZ. Maldonado, 5. Lástima su reducido tamaño, porque esta es una barra muy atractiva en la que además se pueden tomar de manera informal casi todos los platos navarros del restaurante. Este año, además, han ampliado el horario y la oferta. Destacan la ensaladilla rusa, la tortilla de patata, el pincho de morcilla con huevo, los callos, la cazuelita del guiso del día, y un buen surtido de quesos. Además, vinos bien seleccionados, incluido algún champán por copas. Repite puesto.

19. EL CANTÁBRICO. Padilla, 39. El mejor ejemplo de marisquería popular. Más de sesenta años ofreciendo en sus mostradores metálicos todos los productos del mar, especialmente gambas, a precios asequibles. Los boquerones en vinagre son de los mejores de Madrid, perfectos con unas patatas fritas, y cerveza bien tirada. Baja tres puestos.

20. EL QUINTO VINO. Hernani, 48. Esta tradicional taberna tiene una barra clásica y muy popular en la que se pueden tomar unas magníficas y cremosas croquetas. Atención también a la ensaladilla rusa, a las berenjenas fritas, a los caracoles… Todo está rico. Y la carta de vinos no le va a la zaga. Baja tres puestos.

21. LA HOJA. Doctor Castelo, 48. Este es uno de los restaurantes asturianos más clásicos de la capital. Cuenta con una concurrida barra, larga pero algo estrecha, bien surtida de tapas y raciones tradicionales. Callos, calamares, chorizo a la sidra… e incluso la posibilidad de tomar la fabada o el pote asturiano que dan fama a la casa. Baja dos puestos.

22. DOCAMAR. Alcalá, 337. Sus espléndidas bravas, para muchos las mejores de Madrid, tienen justificada fama. Son el principal reclamo de esta casa de Ventas en la que hay otras muchas raciones tradicionales, desde la oreja a los caracoles. Baja un puesto.

23. SYLKAR. Espronceda, 17. Aunque sólo fuera por sus jugosas tortillas, entre las mejores de Madrid, merece estar en esta lista. Pero hay más: albóndigas, callos, croquetas… Todo a buen nivel. Baja un puesto.

24. CASA REVUELTA. Latoneros, 3. No puede faltar en la lista una auténtica tasca madrileña. Esta, a un paso de la Plaza Mayor, es de las pocas genuinas que sobreviven en la capital. Ojo al bacalao rebozado y desespinado, su gran especialidad, y también a los callos, las empanadillas, las albóndigas y los torreznos. Baja cuatro puestos.

25. LA GADITANA. Lombía, 6. Una taberna andaluza que ofrece buenas tapas y raciones de especialidades sureñas. Están muy buenos el salmorejo, las berenjenas fritas, el cazón en adobo, las tortillitas de camarones o las ortiguillas rebozadas, que se pueden acompañar con cerveza o alguna manzanilla. Nuevo en la lista.

Salen de la lista: Puerto Lagasca, La Caleta, Cilantro, Teatriz, La Ponderosa y A Pulpeira.

P. D. Recuerden que estamos en Twitter: @salsadechiles

Compartir

ABC.es

Salsa de chiles © DIARIO ABC, S.L. 2013

Se puede comer por comer. O por placer. Salsa de Chiles te descubre la cocina como cultura, como patrimonio de la humanidad, como tentación y diversión, como una dimensión... Más sobre «Salsa de chiles»

Etiquetas
Entradas por mes
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031