Aranjuez y Casa José

Publicado por el Oct 16, 2006

Compartir

 



Aprovechando la estancia en Madrid de unos parientes mexicanos que visitan España, estuve el sábado en Aranjuez y, naturalmente, aproveché para comer en CASA JOSÉ. Hacía casi un año que ni iba y la impresión ha vuelto a ser magnífica. Fernando del Cerro está en un momento de forma impresionante y ha encontrado a través de las verduras y hortalizas de las huertas del Tajo un camino propio e inteligente. Busca personalmente a los productores y selecciona con mimo cada producto. A ello hay que unir puntos de cocción muy precisos y toques delicados en los platos. Probablemente sea en estos momentos, junto a ARS VIVENDI, el mejor restaurante de la Comunidad de Madrid fuera de la capital. La autopista de peaje (R-4) permite plantarse allí en pocos minutos, y la amabilidad de la familia Del Cerro invita a la visita. Otro detalle, pese al éxito no han aumentado el número de mesas para garantizar la atención en la sala y la calidad de la cocina.


Fiel a los productos de temporada, el retraso del otoño hace que todavía no haya podido renovar la carta como a él le hubiera gustado. Pero el menú degustación que nos sirvió  (64,90 más IVA) fue de quitarse el sombrero. Se lo cuento.


Para empezar un aperitivo de almejas sobre tomate rojo y amarillo (muy bien), seguido de una original ensalada de careta de cerdo y ostras con berros (también muy bien). Después vino un tartar de cigala y boletos con salsa de piñones (una delicadeza). A continuación uno de los platos que més se nos quedó grabado, la lechuga frita sobre carpaccio de setas con un ravioli de panceta y guisantes a la menta (el ravioli, por sí solo, ya era espléndido, pero se integraba perfectamente en el plato). Seguimos con otro plato de verdura extraordinario, el milhojas (carlota) de calabacín con chipironcitos. Luego, una sardina a la plancha sobre tomate y corujas (bien, pero inferior a los anteriores). Y después un excelente flan de berenjena (otra vez las verduras perfectamente tratadas). Falló el siguiente plato, un mero a la vainilla (el mero bien, pero todo lo que lo rodeaba, espuma incluida, totalmente insípido). Con las carnes recuperamos el nivel: el cordero asado, tierno y suave, una delicia; y la tórtola con boletos y uvas, magnífica.


Buen nivel también de los postres, primero uno de queso fresco con helado de tomate y crujiente de pimiento dulce; luego, un chocolate nego y blanco sobre bizcocho de moras y granizado de mangostán. Los dos técnicamente complejos y de mucha categoría.


Regamos el menú con un blanco CERVOLÉS 2005 y un tinto del Bierzo, el CORULLÓN 2001. Dos grandes vinos de la magnífica bodega que maneja Armando, el hermano de Fernando.


Si no lo conocen, este es el momento. Además, la llegada del otoño hace de Aranjuez uno de los escenarios más bonitos de la Comunidad de Madrid.

Compartir

ABC.es

Salsa de chiles © DIARIO ABC, S.L. 2006

Se puede comer por comer. O por placer. Salsa de Chiles te descubre la cocina como cultura, como patrimonio de la humanidad, como tentación y diversión, como una dimensión... Más sobre «Salsa de chiles»

Etiquetas
Entradas por mes
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031