Felipe y los toros

Publicado por el Oct20, 2016

Compartir

Los antitaurinos no quisieron prohibir los toros sino a las personas que les gustan los toros tal como cuando Pablo Iglesias manda a su turba a boicotear a Felipe González no lo hace porque le duela el GAL -¿qué terrorismo de Estado podría dolerle a un comunista, ellos que se lo inventaron y son los mayores asesinos de la Historia?- sino porque esto es lo que hace con los que no piensan como él y ésta es su idea de libertad.

Lo de los toros y lo de Felipe es lo que harían -si mandaran- los populistas con nosotros. La extrema izquierda y el independentismo tal como hoy se plantea son el mismo populismo, el mismo espejismo, el mismo flautista que espera de nosotros que nos comportemos como ratoncillos para llevarnos al río hasta ahogar nuestra más elemental conciencia de ciudadanos libres.

España, por culpa de su obsesión antifranquista, y por la tremenda dificultad que una parte de los españoles tienen para aceptar que perdieron la Guerra, está configurada a través de una muy pobre idea de libertad. Cataluña, concretamente, exactamente lo mismo.

No tenemos una idea fuerte de libertad que nos vertebre moralmente y por eso lo de Felipe y lo de los toros puede pasar sin que se forme un escándalo que prácticamente paralice nuestra vida pública, como así tendría que ser.

Que Pablo Iglesias tenga 70 sobre 350 diputados y que este independentismo más demagogo y naíf tenga 72 sobre 135 da una idea de hasta qué punto basta un flautista para mover a una masa desestructurada, sin una idea de libertad que le dé fortaleza, raíces en La Civilización, y capacidad crítica -que es capacidad espiritual- para distinguir entre bien y mal, y permanecer en pie en el lado de la luz.

La consecuencia de Artur Mas es Ada Colau alcaldesa de Barcelona, y esto, que tendría que ser motivo de reflexión y de cambio de estrategia para cualquier independentista sólido, que tuviera una idea fuerte de libertad por la que valiera la pena luchar hasta proyectarla, con todo su esplendor, en un hipotético Estado nuevo, es en Cataluña motivo de admiración, y hasta de fascinación y la estrategia del independentismo que va de central y ordenado es contentar a la CUP e incorporar a Podemos y a sus marcas blancas en su grotesco viaje, y buscar a candidatos que se parezcan a Colau para acomplejadamente competir con ella, en lugar presentar lo contrario para subrayar la indecencia.

También el PSOE quiso parecerse a Podemos, y estoy seguro de que Pedro Sánchez y sus mariachis también piensan que Felipe tiene las manos manchadas de sangre. Flautistas, flautistas. Y ratas, claro. La única vez que la izquierda ha sido moderna y constructiva en España fue con Felipe González, y hoy no le deja hablar la extrema izquierda con la que su partido quería pactar a cualquier precio no hace ni una semana. ¡Que salga el autor! ¡Bravo!

Lo de los toros traerá cola, y será dramático, pero tarde o temprano se va a salvar. Lo de Felipe fue un desastre: y se repetirá. No son anécdotas aisladas. No son cosas que a veces pasan. Es una idea de la libertad que no se sostiene, porque nos da miedo definirla, a partes iguales porque todavía el antifranquismo mental nos impide admitir que educar es reprimir y que para que la libertad exista tiene que haber muchas cosas prohibidas; y porque somos tan infantiles que creemos que la libertad es un derecho y no un deber sobre el que constantemente tengamos que reflexionar y esforzarnos -como entienden los ingleses o los americanos- para que realmente tenga sentido y podamos hallar nuestro destino a través de ella.

Compartir

ABC.es

French 75 © DIARIO ABC, S.L. 2016

Si cae Israel, cae la libertad. Todos los sentimientos están resumidos en el Calvario.Más sobre «French 75»

Categorías
Etiquetas
octubre 2016
M T W T F S S
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Categorías