Hablar bien de los bancos

Publicado por el abr19, 2016

Compartir

El País dice en su portada de hoy que “Ausbanc cobraba por hablar bien de los bancos en sus publicaciones”. Me alegro de que Manos Limpias y su trama hayan sido desmantelados, y espero que caiga sobre ellos todo el peso de la Justicia.

Pero el titular de El País es lamentable. ¿Qué sería de Prisa si no cobrara por hablar bien de los bancos en sus publicaciones? ¿A quién quieren engañar? El resentimiento social y la rabia de los fracasados no nos puede llevar a negar de un modo tan cretino nuestra propia realidad.

Todos y cada uno de los medios de comunicación de España necesitamos “cobrar” de los bancos y hablamos de ellos del modo más cariñoso posible. Todos y cada uno de los grupos de comunicación españoles, y Prisa el primero, y sacándonos mucha ventaja a los demás, necesitamos que los bancos traten lo nuestro con una delicadeza extrema porque, por decirlo del modo más suave que se me ocurre, hay mucho en juego.

El chantaje, si lo hubo, de Manos Limpias y de Ausbanc, es terrible y es una muy buena noticia que haya sido denunciado y que se vaya a investigar.

Pero esta retórica tan irresponsable, y tan propia de la izquierda, de hablar de “los bancos” como si fueran los malos, y ajenos a su tan falsaria superioridad moral, es una total falta de honestidad y resulta vergonzoso que la ponga en práctica el grupo de comunicación más endeudado de España, y el que más por lo tanto depende de “hablar bien” de los bancos.

Si los lectores de ABC conocieran las debilidades económicas del periódico, entenderían perfectamente lo que la empresa hace para afrontarlas y se sentirían identificados con tal forma de proceder. Somos de derechas, estamos bautizados, y sabemos que nuestra naturaleza es imperfecta y que vivir consiste en tratar de borrar las huellas del pecado original. Por ello, incluso admitiendo que a veces hay que hacer concesiones que, en fin, no son agradables, estoy seguro de que las tripas al descubierto de ABC no defraudarían a ninguno de los nuestros.

Pero si los lectores ultrapuros de El País supieran el contorsionismo que su periódico ha llegado a hacer en nombre de la izquierda y de la súper altura moral; si los lectores de El País, tan convencidos de formar parte del club de la Impoluta Integridad, supieran hasta dónde llegó Polanco, y hasta dónde está llegando Cebrián, y hasta qué punto su periódico se ha ido convirtiendo poco a poco en una ensaimada, en un souvenir folclórico de lo que alguna vez fue, no sólo quedarían decepcionados sino que necesitarían emplear lo que les queda de vida en el psicoanálisis.

El titular de hoy martes de El País denota inmoralidad, pero sobre todo poca hombría, esta absoluta falta de virilidad de la izquierda que se ha enriquecido insultando al sistema, pero gracias al sistema, y que en lugar de agradecerlo, insiste en la comedia de llamar a los pobres “camaradas”, mientras a sus espaldas hacen lo contrario de lo que predican para llenar hasta los topes sus sacas.

Compartir

ABC.es

French 75 © DIARIO ABC, S.L. 2016

Si cae Israel, cae la libertad. Todos los sentimientos están resumidos en el Calvario.Más sobre «French 75»

Categorías
Etiquetas
abril 2016
L M X J V S D
« mar   may »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Categorías