Jordi Cañas es inocente (Leído en Herrera en COPE)

Publicado por el Oct21, 2015

Compartir

El exdiputado del parlamento de Cataluña, Jordi Cañas, irá juicio por fraude fiscal. Bien, Jordi Cañas es inocente. Y no porque lo diga yo, aunque también, sino porque lo dice la fiscalía y todas las demás instancias judiciales salvo la Abogacía del Estado. ¿Sufre Cañas una persecución política por parte del Gobierno? No tengo, francamente, ninguna evidencia de ello.

Lo que sí sé, y con toda ley de pruebas, es que Jordi Cañas sufre una terrible e injusta persecución política por parte de lo que él tanto predicó en Ciudadanos, y prueba ahora la propia medicina de su partido, y que él con tanto rigor aplicó a los demás mientras ostentó su cargo. La lucha contra la corrupción no sólo es deseable sino que resulta imprescindible, pero cuando convertimos la corrupción en el argumento central de la política, la sombra de una sospecha sobrevuela igual a pecadores que a inocentes, cualquier político pasa a ser considerado un chorizo, o como mínimo un chorizo en potencia, y la política pierde toda su respetabilidad y todo su prestigio.

Jordi Cañas es perfectamente inocente, pero como Ciudadanos ha creado en España la espantosa idea de que la Justicia tiene que ser ejemplarizante, y si es contra los políticos, un linchamiento, el exdiputado está sufriendo toda clase de humillaciones y paseíllos públicos; y cuando sea declarado inocente no podrá recuperar su escaño, ni su buen nombre será rehabilitado, y su caso ocupará -si es que alguien se acuerda de publicarlo-, un breve en el rincón más oculto de una página par del periódico del sábado.

Y así nos habremos cargado otra carrera política, y una que prometía, por cierto. Sin ningún fundamento, sin ninguna piedad y lo que es peor: sin ninguna ganancia concreta para nadie, y sin ningún motivo. Los mensajes de felicitación, los pueden mandar a Ciudadanos directamente.

Estar imputado en un país en que como en España los jueces instructores campan con total impunidad, no tendría que ser motivo de dimisión, ni los jueces tendrían que tener, en modo alguno, este poder que tienen de incidir en la política. La presunción de inocencia es uno de los más fundamentales pilares de la democracia, y de la libertad del individuo contra el Estado, y los espectáculos mediáticos que organizan o toleran algunos jueces son, en muchos casos, peores que el delito que dicen perseguir.

La justicia justiciera es un oxímoron; y es también corrupción, corrupción de la que fatalmente obstruye el corazón de nuestro sistema de garantías.

No somos Suecia. No somos Dinamarca. No somos un país calvinista, ni puritano. Somos un país católico, imperfecto y del sur, en el que todo funciona razonablemente: también la compasión, y la piedad, con las que hacemos promedio con el mundo.

Jordi Cañas es inocente. Totalmente inocente. Y por lo tanto yo le aconsejo que rece para que en el juicio no le toque un juez demasiado entusiasta de Ciudadanos, no sea que con sus propias recetas -las de Cañas- se lo acabe llevando, sin ninguna contemplación -y sin ningún escrúpulo-, por delante.

Compartir

ABC.es

French 75 © DIARIO ABC, S.L. 2015

Si cae Israel, cae la libertad. Todos los sentimientos están resumidos en el Calvario.Más sobre «French 75»

Categorías
Etiquetas
octubre 2015
M T W T F S S
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Categorías