La artista total

Publicado por el ago1, 2015

Compartir

Maria del Mar Bonet es la artista viva más completa que tiene la Humanidad en este momento. Nadie como ella es capaz de sobresalir de un modo tan poderoso en tantos registros. Su buen gusto en los arreglos de sus canciones y las ajenas se concretó con Dani Espasa al piano, Antonio Sánchez a las percusiones y el contrabajo Jordi Gaspar, en los dos conciertos que ayer y hoy ofreció y ofrecerá en el Museu del Born.

El espectáculo, que lleva por título “Homenatges”, empezó con “La música”, una canción napolitana de Enzo Gragnaniello. De Nápoles navegamos a “Salònica”, de Gabriel Sopeña, una de esas canciones, virtud huidiza de las cosas, que tan bien le quedan a Maria del Mar Bonet. El siguiente viaje, brasileño, fue en compañía de Milton Nascimento, de quien cantó la profunda “Zel de la terra”, con su voz más fina y cristalina, que parecía brotar del corazón de la Tierra para elevarse como una oración hasta el cielo. Y de tan lejos volvió a casa con “Mercè”, dedicada a su madre y la primera canción de la noche totalmente suya. 

De Jackson Browne interpretó “Cançó per a Adam”, introspectiva, bellísima, de tal dureza y delicadeza entremezcladas que está al alcance de muy pocos artistas saber cantar con todos los matices de su intensidad. “Ciutat preciosa” sea tal vez la canción más hermosa de Mikis Theodorakis. Bonet la incluyó en su disco “El•las”, dedicado a las canciones del compositor griego, que acaba de cumplir 90 años, y fue la siguiente pieza del concierto, que regresaba al mediterráneo después de su breve estancia norteamericana.

De Toti Soler y su preciosa “Dansa d’amor” pasó a “El sentinella”, en homenaje a Antonio Gaudí, para llegar a Lluís Llach y a su “Penyora” intimista, alejada de cualquier consideración política. Una nana vino luego, “Maren”, de Kepa Junquera, la primera canción que no cantó en catalán sino en euskera. La segunda fue “Negra sombra”, que cantó en gallego, con letra de Rosalía de Castro sobre una música de Xoán Montés. Continuó Maria del Mar estirando el hilo de sus poetas y el valenciano Vicent Andrés Estellés fue el siguiente afortunado: “Les illes”, un conjunto de poemas breves con letra de Estellés musicados por la artista. El concierto llegaba a la hora de duración y el abanico se había abierto tanto como el mundo.

La sensacional “Homenatge a Teresa” le sirvió para recordar a Ovidi. Soberbia versión. “No trobarás la mar”, confesó Maria del Mar, “es un homenaje a un gran amor. Y dejémoslo aquí”, en una licencia intrigante francamente inusual en sus conciertos y que a todos nos puso celosos. Hermosísima canción, cantada como si el “gran amor” todavía le doliera. Sorpresa en el tramo final con “Si te m’envàs”, para recordar a Joan Baptista Humet. De regreso a Mallorca se acordó de Guillem d’Efak cantando su “Blues en sol”, y con “Cançó de l’amor petit” pasamos por Serrat para recordar la extrema belleza de sus canciones primeras. “Què volen aquesta gent, con letra de Lluís Serrahima le sirvió para homenajear a los “Setze Jutges” y para cerrar el concierto.

“Es fa llarg esperar”, de Pau Riba, fue el único bis, tras el que sólo puedo decir que en mi vida ya sólo necesito estar con mi mujer, mi hija y mis amigos y escuchar esta canción con el “repeat 1″ para siempre más.

Fue un concierto definitivo, total, que convierte a las demás cosas de este mundo en fútiles. Un concierto que esta noche se repetirá y que sería a todas luces insensato perderse.

Compartir

Siguiente

ABC.es

French 75 © DIARIO ABC, S.L. 2015

Si cae Israel, cae la libertad. Todos los sentimientos están resumidos en el Calvario.Más sobre «French 75»

Categorías
Etiquetas
agosto 2015
L M X J V S D
« jul   sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Categorías