La Barcelona chacha

Publicado por el jul31, 2015

Compartir

El tranvía de Barcelona es un transbordador de chachas y la Diagonal una de las avenidas más distinguidas de Europa. Ada Colau quiere por resentimiento social y odio de clase destrozarnos nuestra magnífico paseo, tan simbólico, tan de derechas y que tan bonito ha quedado tras las últimas obras.

El llamado Tram recoge por el norte al servicio del Baix Llobregat y por el sur al de los suburbios del Besòs. Domésticas, secretarias, operarios y gente de los oficios son el público habitual de este transporte que no tiene ningún sentido que reviente la Diagonal en su tramo más chic y comercial.
Sólo desde el resentimiento, sólo desde el revanchismo, sólo desde la izquierda prepolítica de arco y flechas se puede hacer pasar el tranvía por una avenida tan extraordinaria. Es como hacer subir a la reina de Inglaterra por el ascensor del servicio. Ada Colau no ha venido a gobernar sino a vengarse. Que Artur Mas le haya prestado su apoyo en este grotesco propósito certifica que la indigencia intelectual del president sólo es comparable a su gusto pésimo. 

La ética viene de la estética y no al revés como los zafios quieren hacernos creer. Colau y Mas son el servicio de un país que intenta crecer suplicando sin éxito a su clase política que no se convierta en el primer enemigo de la creación de riqueza. Colau y Mas son la chacha que se ha venido arriba y que cuando los señores no están se tumba en sofá y se bebe el whisky. 

La Diagonal es una línea divisoria, como Israel. La Diagonal es el biombo de la gente aseada y el servicio lo que tiene que hacer es ir a trabajar y no exhibirse como duquesas por las avenidas de la ciudad. Hay un orden. Y una jerarquía. Hay una Diagonal que vertebra moralmente Barcelona y las chachas que cojan el autobús si tienen que ir de aquí para allá. 

Ada Colau y Mas quieren reducir Barcelona y Cataluña a sus łímites mentales, a sus complejos, a sus tics, a sus inseguridades. Llevan una chacha en el alma, y se les nota en cómo visten y en esa especie de gestos que hacen. Asoma un delantal en el fondo de su mirada. Su sintaxis es de “el ‘siñor’ no se encuentra” y sus ambiciones de vigilante de fin de semana.

Querer destruir la Diagonal con el ferry de las chachas es como silbar a un rey o impedir la construcción de un Four Seasons, símbolo igualmente de un mundo amable, brillante y magnánimo. 

Hay una estética. Una sola estética. Y lo demás es barbarie.

Compartir

ABC.es

French 75 © DIARIO ABC, S.L. 2015

Si cae Israel, cae la libertad. Todos los sentimientos están resumidos en el Calvario.Más sobre «French 75»

Categorías
Etiquetas
julio 2015
L M X J V S D
« jun   ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Categorías