Vivimos en un mundo salvaje – Hames Bitar (Siria)

Publicado por el 17 marzo 2018

Compartir

 

Hames Bitar. ©Ignacio Gil

 

Con tan solo 12 años, Hames ya había llegado a una conclusión: tenía que huir de su país. La falta de libertad, más tarde o más temprano, iba a producir conflictos sociales y enfrentamientos armados. Y tristemente acertó. Se cumple el sangriento séptimo aniversario de guerra fraticida en Siria, y mientras nos inundan de nuevo imágenes de la crueldad y violencia con la que esta guerra se está cebando con la población civil.

Aunque es Doctor en Derecho y traductor por oposición, Hames Bitar se considera ante todo músico. Toca el laúd desde muy pequeño. ” La música fue como una llave que me abría las puertas. Es un idioma universal. La música ha guiado mi vida. Por la música salí de mi pueblo, por la música me fui de Alepo a Damasco, y enamorado de la guitarra flamenca me vine a estudiar a Granada, hace ya casi veinte años”. Hoy, ya nacionalizado español, casado con una bellísima ceutí, habla de su país “Desde el punto de vista de infraestructura económica Siria aun era un país en vías de desarrollo, a caballo entre el socialismo y la economía de mercado. Pero para su entorno, era bastante abierto y avanzado. Lo más bonito era la gente, luchadora, emprendedora, cercana, con ganas de hacer cosas, que viajaba, estudiaba fuera, tenían la mente abierta, y una visión plural y progresista. Amo mi país pero soy pesimista, no creo que se pueda recuperar. Dudo que pueda volver a vivir allí.”

Se lleva las manos a la cabeza, “¿cómo se pueden tolerar estas masacres sistemáticas? Es el conflicto más filmado de la historia, desde el inicio de la guerra los medios de comunicación y las redes sociales están inundadas con imágenes de las matanzas, de las decapitaciones, ¡y no pasa nada!” El mundo ha optado por mirar hacia otro lado. “Veo la situación grave y complicada. La única esperanza es la gente, pero si no cambia el ser humano, no hay esa esperanza”.

Como traductor escucha a diario el testimonio demoledor de los refugiados y migrantes que huyen ligeros de equipaje y sin embargo van muy cargados, cargados de su dolor, su miedo, su desconfianza y su duelo, un peso insoportable y difícil de sobrellevar.

“Vivimos en un mundo salvaje. Nadie está a salvo. Hace unos años veíamos imágenes de pateras, entonces los protagonistas eran subsaharianos, y las veíamos desde la indiferencia nos permitía una cierta distancia, las desgracias les pasaban a “otros” y de repente te pasa a ti, ocurre en tu propio país.”

Ahora es Guta Oriental, que está sufriendo bombardeos indiscriminados día y noche. La masacre se ha cobrado en una semana semana casi seiscientos muertos civiles, muchos de ellos niños. Y la impunidad es total. ¿Hasta cuando?

Rocío Gayarre

Compartir

ABC.es

framework © DIARIO ABC, S.L. 2018

Como presentación de este blog quiero utilizar una frase de Fred Mc Cullin “La fotografía no puede cambiar la realidad pero si puede mostrarla”Más sobre «framework»