Partidario de la Paz – Marwan Abu-Tahoun Recio (Palestina)

Publicado por el 25 abril 2016

Compartir

 

marwan

Marwan. ©Ignacio Gil

Cantautor y poeta madrileño, cuya música se caracteriza por sus letras directas y rotundas, aborda los temas sin rodeos ni tapujos y se posiciona en el compromiso con total honestidad.

 Su padre nació en la tierra donde los jóvenes lanzan piedras a la injusticia cada atardecer, donde las madres esperan con el plato en la mesa, sin la certeza de que sus hijos regresen para comer, tan niño y ya refugiado…Así lo cuenta en “Canción a mi Padre”. “Siento mucha empatía y admiración hacia el niño que fue mi padre, sufrió mucho, cosas que un niño nunca debería sufrir, creo que por eso soy tan compasivo”. De su madre soriana ha heredado la bondad, el genio, la solidaridad y unos preciosos y alegres ojos pardos.

Y sigue la canción Te hiciste un hombre de golpe cuando eras adolescente, el día en que en esa guerra le hiciste un corte de mangas a la muerte… Padre… demostraste ya hace mucho que para partir fronteras la sonrisa es un serrucho, y dimite la tristeza porque al llegar tu risa recuperas a ese niño que algunos pierden de vista.

De sus primeros recuerdos de infancia cuenta que era “un niño mucho más sensitivo que racional” y no era muy consciente de que su padre era refugiado, aunque veía que era diferente, que era extranjero y que en su casa las costumbres también lo eran. Al estallar la primera intifada, fue cuando realmente comprendió todo el peso emocional del exilio de su padre. De esa época recuerda sentir dolor y rabia por esos actos tan atroces y salvajes.”La lucha romántica de la intifada la siento muy dentro, la llevo en mi corazón” confiesa. En “Los hijos de las Piedras” denuncia la indiferencia de occidente hacia esta lucha de ondas contra cañones. En sus viajes a Palestina, a la tierra donde de un gatillazo mueren los brotes de esperanza, siente mucha tristeza y se rebela contra la injusticia.

Con los años reconoce que su postura combativa se ha atenuado. “Me encantaría que hubiera paz y siento que solo perdonando puede haberla, porque ni Occidente interviene, ni se va a poder arreglar todo lo que ya se ha hecho y todas las pérdidas de vidas humanas. Si hubiera perdón habría paz y a veces hay que elegir entre la justicia y la paz porque es evidente que lo que ha sucedido en Palestina nunca va a ser realmente justo. Por eso creo que el camino del perdón es el único camino. Quizá soy muy idealista, no sé”. Sin embargo matiza que “es necesario que termine la ocupación, para que los palestinos puedan perdonar es importante que haya algo de justicia, que se dejen de cometer atrocidades injustas con ellos. Hasta que eso o suceda seguirá la lucha y será una lucha legítima “. El ejemplo a seguir sería el de Mandela. “El problema del mundo actual es que estamos demasiado montados en nuestro ego, no tenemos capacidad de perdonar, hay poca empatía”. Y añade, “los refugiados del mundo necesitan sentirse reconocidos”.

Las imágenes de la crisis de refugiados le producen tristeza y lamenta que la raza humana  sea “indigna”. “No deberíamos olvidar que otros países acogieron con los brazos abiertos a los refugiados de la España rota por la guerra civil. Ahora somos incapaces de acoger a los que están en la misma situación. No son refugiados, son personas” reivindica Marwan.

“Hay solución para esta crisis humanitaria, pero no hay voluntad”. Cree que es cuestión de invertir los recursos materiales, económicos y humanos adecuadamente. La formación y la imaginación son herramientas fundamentales. “La insolidaridad y el cortoplacismo nos están impidiendo construir un mundo mejor”.

Rocío Gayarre

(Nota: las frases en letra itálica son letras de las canciones de Marwan)

 

Compartir

ABC.es

framework © DIARIO ABC, S.L. 2016

Como presentación de este blog quiero utilizar una frase de Fred Mc Cullin “La fotografía no puede cambiar la realidad pero si puede mostrarla”Más sobre «framework»