Solo se puede empezar de cero en el ciclismo

Publicado por el Oct 25, 2012

Compartir

tour.jpg

Lo que queda después del tsunami que se llevó por delante el prestigio de Lance Armstrong es una cierta complacencia en España e Italia frente al ídolo caído y un rechazo general del resto del mundo. Tal vez por ese instinto de supervivencia tan pernicioso que lleva a justificar lo que parece injustificable, en España se ha tendido la mano al texano con el argumento de siempre: “Nunca dio positivo”. Visto el panorama, un positivo hubiera sido lo mejor. Dos años de sanción, regreso por la puerta grande y a otra cosa, mariposa. El informe de la Usada refleja en sus mil páginas otra visión: testimonio directo de los arrepentidos, afligidos o como quiera llamarse a los delatores de Armstrong. Demasiados detalles como para considerar que solo son indicios.

En realidad lo de Armstrong no difiere sustancialmente del programa de acción en el caso Festina que dinamitó el Tour de Francia en 1998, de las revelaciones de Jesús Manzano sobre las prácticas dopantes en el Kelme con Eufemiano Fuentes al mando y de la Operación Puerto que sacó a la luz las bolsas de sangre enriquecidas en el piso franco del ínclito doctor canario. Nada nuevo para las gentes del ciclismo, que llevan conviviendo con el escándalo desde hace catorce años y que afrontan los procesos de dopaje como un puerto más en la escalada.

Pero la caída de Armstrong, ese vacío de siete años en el palmarés del Tour para oprobio general, debería hacer reflexionar a todo el mundo. Así no se puede seguir. Si esto no sirve para regenerar un deporte maravilloso lastrado por la leyenda negra, nada servirá.

Durante veranos, años y décadas se ensalzó a Lance Armstrong como un gigante del asfalto con una hermosa historia de supervivencia a sus espaldas. El hijo de la madre abandonada que había superado un cáncer de testículos. Armstrong era más grande que nadie, más que Merckx, Anquetil, Hinault e Induráin. Un deportista ejemplar, un campeón del ciclismo. Ahora, con el informe de la Usada, los testimonios de sus compañeros, los detalles ofrecidos por la gente que un día le ayudó, el mito se ha derrumbado. Christian Prudhomme, el patrón del Tour, dejó la frase del año en el epitafio de Armstrong: “El Tour es más fuerte que el dopaje”.

Twitter @JCarlosCarabias

Compartir

ABC.es

Coche Escoba © DIARIO ABC, S.L. 2012

Ciclismo, fútbol, Fórmula 1... De Induráin a Alonso. Tumbos por el mundo durante años para llegar siempre a la misma conclusión: no mires nunca de dónde vienes, sino a dónde vas. Más sobre «Coche Escoba»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031