Rosberg, el campeón metódico e inexpresivo

Rosberg, el campeón metódico e inexpresivo

Publicado por el nov 27, 2016

Compartir

Al venerable anciano Raymond Poulidor, el ciclista que nunca ganó el Tour y es el paradigma del deportista segundón, lo patrocina Credit Lyonnais, el banco del leoncito que proyecta su imagen en el maillot amarillo del Tour. Fue tres veces segundo y cinco veces tercero en París. Sin llegar a esas cotas de entrañable frustración, Nico Rosberg empezaba a tener cara de casi ganador. Segundo en dos campeonatos de Fórmula 1 y sexto en otro, su estampa pública empezaba a emitir pálpito de perdedor. La historia ya no lo señalará con el dedo. Tenía el mejor coche y, pese al feroz empeño de un Hamilton genial, ha conquistado un título. No transmite grandes emociones ni es un campeón para marcar época, pero el trofeo que celebró en Abu Dabi es la recompensa a su estilo: contenido, paciente, metódico.

Rosberg elevó el coche número 6 a los altares igual que hizo su padre hace 34 años en Dijon (Francia). Keke Rosberg dirigía un Williams en 1982 y fue el primer campeón finlandés de la historia. Gracias a la pericia y el arrojo con el volante de su progenitor, al fastuoso nivel de los sueldos que recibió, el pequeño Nico vivió y creció en Fontvieille, el barrio más chic del reducto más exclusivo de la créme de Europa. El corazón de Mónaco.

La inercia de la familia Rosberg siempre giró hacia el motor. Nico es la tercera generación de una estirpe que arrancó con la abuela paterna, Lea Aino Marjatta, experta piloto de rallys en un país que santifica esta modalidad del deporte motorizado. La señora murió hace tres años, sin un recuerdo visual único. Ser la madre y la abuela de dos campeones del mundo de Fórmula 1.

Rosberg, como su padre, es ciudadano sin fronteras. Tiene la nacionalidad alemana por su madre, Sina, intérprete que conoció a Keke en las carreras, pero vive en Mónaco y disputó sus primeras carreras con pasaporte finlandés por el sur de Francia, cerca de Fontvieille.

La financiación de sus primeros pasos en el karting, un eslabón en el que encallan muchos talentos por falta de dinero, nunca fue un problema para Nico Rosberg. Su padre, además de campeón del mundo, fue luego representante de pilotos como Mika Hakkinen, J.J. Letho y Olivier Panis y un buen reclamo para los patrocinadores, el soporte de la mayoría de los deportes, pero en especial el automovilismo.

Educado en los mejores colegios privados de Mónaco, Nico Rosberg comenzó los estudios universitarios de aerodinámica, pero desistió cuando progresó en las fórmulas de promoción. Habla cinco idiomas, inglés, francés, alemán, italiano y español. Aprendió los cuatro primeros por su nivel académico. El castellano, que domina con una soltura apabullante, por sus estancias veraniegas en Ibiza, donde suele atracar en el yate de su padre, el Grayzone, 42 metros de eslora que habitualmente reposa en el puerto de Montecarlo. Está casado con una decoradora de interiores, Vivian Sibold, amiga de siempre de la familia que ayer era discreta protagonista del éxito de su marido.

El nuevo campeón compartió equipo, amistad y adolescencia con Hamilton en el MBM (Mercedes Benz McLaren), el equipo de karts impulsado por Ron Dennis y el padre plenipotenciario, Keke Rosberg. El italiano Dino Chiesa dirigió a la pareja y entonces emitió un juicio que sigue vigente hoy. «Lewis es muy fuerte mentalmente, tiene menos dudas, explota el material, sus sensaciones son buenas y sus conocimientos técnicos muy justos. Rosberg es más analítico, llega al mismo nivel de desarrollo, pero más tarde que Lewis».

La vida refinada, la imagen meticulosamente desaliñada y la cuidada educación han construido su carácter como deportista. Rosberg se comporta como una persona pragmática y racional. Su estilo de conducción es impecable, pero no emotivo. Comedido también en sus declaraciones. «Me he medido toda mi carrera con Hamilton y ganarle ahora es una sensación increíble. Él es la referencia de la F1 y conquistar el título es una experiencia sensacional».

Compartir

ABC.es

Coche Escoba © DIARIO ABC, S.L. 2016

Ciclismo, fútbol, Fórmula 1... De Induráin a Alonso. Tumbos por el mundo durante años para llegar siempre a la misma conclusión: no mires nunca de dónde vienes, sino a dónde vas. Más sobre «Coche Escoba»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031