¿Merece Massa seguir en Ferrari?

Publicado por el Oct 1, 2012

Compartir

massa(1).jpg

En un primer vistazo, la pregunta se responde por sí sola si se atiende a las estadísticas, el único argumento sólido que manejan las gentes de la Fórmula 1. Parece claro que Felipe Massa no está a la altura del coche que conduce. Eso dicen los números, tan fríos como contundentes para delimitar la productividad de un piloto. El brasileño no gana una carrera desde hace cuatro años, no conquista una pole desde ese mismo espacio de tiempo y no sube a un podio desde hace dos temporadas. Un inmenso vacío que pone en duda su categoría como empleado vip de Ferrari, pero que al parecer no obstaculiza sus planes de renovación.

El caso de Felipe Massa es uno de los más curiosos de la F-1. Ferrari ha entregado sus monoplazas a 107 pilotos en toda su historia. Gente ilustre como Michael Schumacher, Alain Prost, Juan Manuel Fangio, Alberto Ascari, Gilles Villeneuve o Niki Lauda, que engrandecieron la leyenda del cavallino rampante. Massa es el segundo en la lista de grandes premios disputados. Ha concursado en 114 carreras antes del próximo gran premio en Japón, 66 menos que el antiguo icono de la escudería, Schumacher.

El promedio del éxito, sin embargo, no luce en el palmarés del brasileño. Ha ganado 11 carreras y ha sumado 33 podios. Números escasos que, sin embargo, nadie le reprocha en Ferrari. Desde la dirección del equipo se le anima a mejorar, a dar lo mejor de sí mismo, a sumar puntos para la factoría de Maranello y es posible que continúe.

No falta quien asegura en el paddock de la Fórmula 1 que Massa no es el mismo desde el pavoroso accidente de Hungría en 2009, cuando una tuerca del coche de Barrichello le traspasó el casco. Dicen que perdió confianza, aunque él siempre ha negado esta teoría. Realidad o ficción, la única verdad son los resultados. No gana un gran premio y no es el mejor un sábado en la contrarreloj desde hace cuatro años.

La paternidad de su posible renovación por Ferrari obedecería a múltiples factores. La escudería italiana tuvo éxito durante el periodo de Schumacher con un reparto de jerarquías bien definido. Barrichello siempre fue el coche 2. Como ahora Massa respecto a Alonso. Otro factor es su representante, Nicolas Todt, el hijo del presidente de la Federación Internacional (FIA) y antiguo capo de Ferrari. Y, por último, su conocimiento de la casa. Massa ha mamado Ferrari desde hace siete años y asume su papel. ¿Merece seguir donde está? La balanza parece que se inclina por el sí, pero en la F-1 todo es posible. Y lógico también sería el no.

Twitter @JCarlosCarabias

Compartir

ABC.es

Coche Escoba © DIARIO ABC, S.L. 2012

Ciclismo, fútbol, Fórmula 1... De Induráin a Alonso. Tumbos por el mundo durante años para llegar siempre a la misma conclusión: no mires nunca de dónde vienes, sino a dónde vas. Más sobre «Coche Escoba»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Apr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31