Marta y el lenguaje de los perros

Publicado por el Mar 23, 2012

Compartir

marta.jpg

La Audiencia Provincial de Madrid ha puesto punto final a la Operación Galgo y ha anulado todo el proceso: las escuchas, los registros, los productos dopantes requisados y las declaraciones de los imputados. Marta Domínguez y Eufemiano Fuentes se liberan de un agudo dolor de cabeza, aunque en el caso del doctor canario ya está acostumbrado desde que España se acreditó ante la comunidad internacional como un país que intenta atajar las trampas del dopaje. Sigue imputado y pendiente de juicio en la Operación Puerto.

Uno de los argumentos de la Audiencia es que no hubo una investigación consistente, sino en base a “rumores, chismorreo y habladurías”.

Hay gente que lleva muchos años en estos terrenos pantanosos y sabe más por viejo que por diablo. Eufemiano Fuentes fue detenido hace seis años y la guardia civil requisó en un piso de la calle Zurbano más de doscientas bolsas de sangre dispuestas para el “cambio de aceite” en las venas de muchos deportistas españoles y algunos extranjeros. El principio de la Operación Puerto.

No había en 2006 ninguna ley en España que castigase el tráfico o el consumo de sustancias dopantes. Se le juzga por un delito contra la salud pública. Es decir, si las bolsas y las máquinas que convertían la sangre en pócimas mágicas cumplían con las reglas de salubridad del Ministerio. En un reciente documento de defensa ante el juicio que se avecina, Eufemiano admitió de forma implícita que su montaje cumplía con todas las garantías.

Hace tiempo que varió la ley. Ya se puede condenar en España por dopaje y la Operación Galgo ingresó en ese territorio. Pero Eufemiano siempre se ha regido por las tradiciones. Como si fuera un juego de rol, divertido y peligroso al tiempo, bautizaba a sus clientes con una jerga singular. El lenguaje de los perros.

Según acreditaron las investigaciones de la Guardia Civil en la Puerto, la mayoría de los deportistas eran conocidos en el clan de Eufemiano por el nombre de su chucho. Piti era el can propiedad de Valverde, como demostraron las autoridades deportivas italianas y ratificó luego el TAS, Birillo era el del italiano Ivan Basso, Goku se crió con Paco Mancebo… Y así sucesivamente.

Marta también disfrutó de la compañía de un perro, según atestiguó la Guardia Civil en las pruebas desactivadas ahora. Se llamaba Urco. Nació en 1999 y murió en 2009, según recoge un certificado del Sistema de Identificación de Animales de Compañía. El marido de la atleta, Diego Bercianos, lo registró con ese nombre que evoca la mitología gallega.

Ese apelativo, Urco, fue identificado en los registros de la Operación Puerto en 2006 con un par de bolsas de sangre en los arcones frigoríficos que guardaba en el piso de Zurbano el ínclito doctor Fuentes.

La justicia española es soberana y tanto Marta como Fuentes son inocentes. Es un hecho irrefutable. Pero en la libertad de expresión, para muchos siempre quedará la sombra del perro muerto.

En Twitter @JCarlosCarabias

Compartir

ABC.es

Coche Escoba © DIARIO ABC, S.L. 2012

Ciclismo, fútbol, Fórmula 1... De Induráin a Alonso. Tumbos por el mundo durante años para llegar siempre a la misma conclusión: no mires nunca de dónde vienes, sino a dónde vas. Más sobre «Coche Escoba»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031