Los yates de Valencia

Publicado por el Jun 23, 2012

Compartir

vettel_400.jpg

“Valencia no es Mónaco”, dice un amigo para resumir en cuatro palabras la esencia del problema que atañe a la carrera levantina en su relación con la Fórmula 1. Evidente. Valencia no es Mónaco, aunque el natural deseo de expansión, de procurar una ciudad mejor, de crecer y situar al Turia en el mapamundi llevase a más de uno a confundir la realidad con la ambición.

Valencia tiene yates y luce orgullosa su mar azul fundido en hermosas estampas televisivas, pero no es Mónaco por lo que late al otro lado de las gradas del circuito. Valencia puede perder su gran premio de Fórmula 1 porque en la ciudad los sueldos son mediopensionistas, en las fronteras del mileurismo, la actividad comercial ha caído en picado y el tejido económico se ciñe a la capacidad de atraer turismo. Es la crisis.

Sol, mar y paella son los pilares que invocan la atención del viajero. El mercado de la fruta enamoró a Bernie Ecclestone, también la luz de la ciudad y la costumbre de hacer la vida en la calle. Eso y el entusiasmo de Camps por entronizar a su comunidad como referente turístico.

Pero la rutina de Valencia se escribe a diario en barrios como el Campanar, Tres Forques, Camí de Vera, San Isidro y demás circunscripciones que, en efecto, nada tienen que ver con la plaza del Casino de Mónaco y su colección de Ferraris. Allí la gente compra en Dior y Chanel, un café cuesta cuatro euros en la terrazas nocturnas durante el gran premio y las fichas del black jack se canjean a 25 euros la pieza. Hay trabajo para los nuevos portugueses emigrantes y para los españoles que llevan allí media vida.

Esa comparación con el espejo de Mónaco ha perjudicado a Valencia más que la ha beneficiado. No hay más que adentrarse en sus calles para comprobar que no es Mónaco, ni siquiera Singapur y tampoco Nueva York (cita el próximo año en el circuito urbano de Nueva Jersey). Valencia trata de bracear para sobrevivir en la Fórmula 1 en base a la alternancia con Barcelona. Y tal vez le convenga enfocar a la playa de la Malvarrosa antes que a los yates. Aquí no hay tanta gente para conducirlos.

Twitter @JCarlosCarabias

Compartir

ABC.es

Coche Escoba © DIARIO ABC, S.L. 2012

Ciclismo, fútbol, Fórmula 1... De Induráin a Alonso. Tumbos por el mundo durante años para llegar siempre a la misma conclusión: no mires nunca de dónde vienes, sino a dónde vas. Más sobre «Coche Escoba»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031