Los malos humos de Bradley Wiggins

Los malos humos de Bradley Wiggins

Publicado por el Apr 19, 2013

Compartir

Trepaba el pelotón del Giro del Trentino el puerto de Sega di Ala, final de la cuarta y última etapa. Subía Bradley Wiggins en el escalafón de gerifaltes como preámbulo y preparación del ritmo y del tipo de montañas que le esperan en el Giro, donde será el favorito número uno. Pinchó el inglés como pinchan todos los ciclistas del mundo sin que ninguno se haya librado de un tubular flácido en un momento crucial. Y el inglés reaccionó con muy mal talante, en contraste con el anodino pulso que suelen tener las carreras que gobierna su equipo, el Sky. El último vencedor del Tour arrojó su bicicleta contra un muro, despectivo con su herramienta de trabajo, iracundo, desproporcionado. No hubo retraso. Le cambiaron la bici al instante. Malos humos del inglés. Un episodio más en su lista de salidas de tono.

El año pasado en el Tour no aguantó un asalto en la tribuna de prensa, con su maillot amarillo, su indiscutible condición de jefe de la carrera. Su equipo se parece al US Postal, le dijo un periodista con evidente lógica pues el Sky se asemeja en jerarquía a la mejor versión de Lance Armstrong y sus correos azules. Wiggins se lo tomó por la tremenda, un lanzallamas en la mano para sofocar una presunta acusación de dopaje. “Panda de pajilleros”, insultó a los presentes. “Putos vagos”, repitió luego en su Twitter al referirse a los periodistas que siguen el Tour.

En su libro autobiográfico, “My time”, cuenta cómo la relación con Chris Froome no fue bucólica ni nada parecido. El ciclista más fuerte del último Tour era su compañero de equipo, segundo en París. Relata la forma en que sus mujeres se cruzaron mensajes ofensivos en Twitter y no pararon hasta el final en un evidente duelo de ojo por ojo.

Wiggins tiene raíces que entroncan con la esencia del ciclismo. Una familia desmantelada por un padre alcohólico que murió hace poco en un tugurio de Australia, una vida difícil de una madre soltera, un hogar con necesidades económicas y un protagonista, Wiggins, que cayó en el alcohol y surgió de una desintoxicación. Un ciclista equipado de serie que gasta malas pulgas. Es una eminencia en el Reino Unido, pero fuera de su país está dejando tras de sí un rastro de colérico y desesperado.

Compartir

ABC.es

Coche Escoba © DIARIO ABC, S.L. 2013

Ciclismo, fútbol, Fórmula 1... De Induráin a Alonso. Tumbos por el mundo durante años para llegar siempre a la misma conclusión: no mires nunca de dónde vienes, sino a dónde vas. Más sobre «Coche Escoba»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031