El deleite del deporte

Publicado por el ago 11, 2012

Compartir

Londres2012.jpg

Me pregunto por qué somos tan catetos. Cuesta entender que un país se entregue de pleno al desarrollo de unos Juegos Olímpicos, magnífico escaparate de deporte para disfrutar concentrado en quince días cada cuatro años, y vegete luego durante largos inviernos con el opio del pueblo, el fútbol. Pero así es. Y nada hay peor que intentar cambiar a las personas o la mentalidad de un pueblo. Así que nada de cabezazos contra la pared. Esto es así y punto. España es futbolera.

Es incomprensible que la propia Prensa llene horas, páginas y minutos con jugadores de fútbol que apenas tienen contacto con los medios de comunicación, que viven en su burbuja y solo atienden compromisos cuando hay euros de por medio. Todo lo contrario que los deportistas olímpicos. A estos se puede acceder, sus entrenadores cuentan detalles, sus familiares relatan vivencias, ellos mismos se expresan con naturalidad sin la rigidez y el piloto automático de los futboleros.

Resulta emocionante comprobar cómo el público consume Juegos Olímpicos en vena, desde la clase elliott de vela al mountain bike femenino. Da igual lo que pongan en la tele, voleibol masculino con los fenómenos brasileños o gimnasia rítmica con las elásticas rusas. Es un placer sentarse en el sofá y recibir las vibraciones que genera el deporte. A veces no se entienden las normas que rigen determinadas pruebas y, en su comprensión, hasta ese sentido didáctico resulta gratificante en los Juegos.

España no ha bajado el pistón desde que el viento cambió de signo en los Juegos de Barcelona 92. Desde entonces llueven medallas por el esfuerzo silencioso de nuestros deportistas en inviernos largos gobernados mediáticamente por el fútbol. Hay quien dice que el progreso de un país se mide por el rendimiento de sus deportistas en unos Juegos. Tal vez no sea para tanto, pero seguro que algo de eso hay. Acabarán los Juegos y volverá la rutina. Los debates tediosos y densos sobre si Messi tiene que jugar dos metros arriba o más abajo. Pero es lo que hay y de nada sirve querer cambiarlo.

Twitter @JCarlosCarabias

Compartir

ABC.es

Coche Escoba © DIARIO ABC, S.L. 2012

Ciclismo, fútbol, Fórmula 1... De Induráin a Alonso. Tumbos por el mundo durante años para llegar siempre a la misma conclusión: no mires nunca de dónde vienes, sino a dónde vas. Más sobre «Coche Escoba»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031