Arriba y abajo

Publicado por el sep 14, 2010

Compartir

Separados por apenas cinco metros, un camerino frente al otro en sus respectivos campamentos, Alonso y De la Rosa vivieron en Monza la miel y la hiel del deporte. En Ferrari recibieron a Alonso con honores militares como si fuera el gladiador que regresa de la batalla. En Sauber le esperaban a Pedro Martínez de la Rosa con la estaca en la mano. En apenas 24 horas se han abierto dos mundos para ellos: la excitación y la esperanza para el asturiano, la derrota y el desconsuelo para el barcelonés.

Alonso sale propulsado de Monza, su equipo con las pilas cargadas y provistos todos de una moral alucinante que ni siquiera es capaz de romper el futuro inmediato. Singapur es claramente un circuito para Red Bull, pero en Ferrari ya creen. Una cosa es cierta. Los trabajadores de Ferrari se toman su oficio como si les fuera la vida en ello, tal es el grado de implicación que tienen con la marca. Hablar mal de Ferrari casi se traduce en una ofensa personal para ellos. Defienden a su casa con uñas y dientes, a veces al límite de la exageración. También se dice que cobran los mejores sueldos de la Fórmula 1, con lo que a veces el salario y el cariño se confunden.

A De la Rosa lo han levantado del asiento en Sauber en una decisión cruel. Así es la Fórmula 1, como el juego de las damas: comer o ser comido. El domingo por la tarde se reunió en Monza con Peter Sauber al terminar la carrera y allí fue fulminado. La escudería suiza podía rescindir el compromiso unilateralmente y es lo que ha hecho.

Argumentos se darán a miles desde ambas partes. Sauber ha dicho que lo lamenta y De la Rosa, que no lo entiende. Pero lo que nadie dirá es la realidad que subyace bajo las alfombras. La Fórmula 1 es bastante simple en su visión de conjunto: si no eres un auténtico fenómeno al volante, un crack muy superior a tus rivales, debes aportar dinero con los patrocinadores.

La sesión se atravesó para Pedro desde el principio con un coche poco fiable que se rompía una y otra vez (a veces el motor Ferrari que monta), y el español no fue capaz de enmendar la situación con su pericia. Total, resultados pobres por un coche que no funciona y escaso bagaje en materia de patrocinadores. Seis puntos gracias a su séptimo puesto en Hungría , mientras que su compañero Kobayashi obtuvo 21. Lo sustituye Heidfled, que no provoca ninguna emoción, pero esto es así.

De la Rosa ya negocia con Hispania, el equipo de José Ramón Carabante que montará motores Toyota si resuelve su acuerdo con Cosworth. Una buena salida para el piloto que mejor cae a todo el mundo.

Compartir

ABC.es

Coche Escoba © DIARIO ABC, S.L. 2010

Ciclismo, fútbol, Fórmula 1... De Induráin a Alonso. Tumbos por el mundo durante años para llegar siempre a la misma conclusión: no mires nunca de dónde vienes, sino a dónde vas. Más sobre «Coche Escoba»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031